Aplican medidas en villa cubana de Trinidad ante afectaciones por intensas lluvias

Las mayores precipitaciones se concentran en la zona sur de la provincia.Varias medidas de aseguramiento alimentario, eléctrico y de transportación se ponen en práctica en la sureña villa cubana de Trinidad desde la tarde-noche de este martes, ante la ocurrencia de fuertes precipitaciones en ese territorio, las que alcanzaron valores muy altos en la zona de la montaña, en la ciudad y en áreas de la costa sur

En este municipio espirituano se puntualizaron la víspera la distribución de alimentos en lugares rurales proclives a inundaciones y que pueden quedar aislados, así como medidas para el aseguramiento eléctrico, a la vez que este miércoles se mantiene un seguimiento al comportamiento de las lluvias y las afectaciones que pudieran provocar en ese territorio.

Autoridades gubernamentales de Trinidad precisaron que como consecuencia de las intensas precipitaciones ocurridas desde ayer martes, se encuentran incomunicadas las comunidades rurales de Coyují y Magua, esta última al dañarse nuevamente la obra de fábrica recién edificada.

De forma preliminar, la mayor afectación que han provocado las precipitaciones en el municipio de Trinidad se identifica en la conductora de San Juan de Letrán, que asegura el servicio de agua a más de 17 000 habitantes, y desde la noche anterior quedó interrumpido el abasto por esta fuente principal. Fuerzas especializadas de la Empresa de Acueducto se movieron hacia la conductora en aras de identificar la magnitud de la avería y buscar la solución.

Se conoció, además, de un deslizamiento de tierra en la carretera que une al montañoso asentamiento de Topes de Collantes con el Circuito Sur, en tanto, se reanudó el acceso desde la villa hacia el poblado de Casilda, que estuvo interrumpido por varias horas por  inundaciones en esa zona.

El proceso lluvioso que afecta al territorio espirituano desde la jornada anterior ha registrado los mayores niveles de precipitaciones hacia la zona sur de la provincia y las áreas montañosas, mientras que de forma total los embalses espirituanos reportaban un almacenamiento de agua equivalente al 87 por ciento de la capacidad y la presa Zaza, el mayor embalse de Cuba, incorporó a su vaso en la última jornada más de 10 millones de metros cúbicos de agua; no obstante, su actual volumen representa el 86 por ciento de la capacidad normal de llenado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *