Califican liberaciones en Colombia como un gesto de paz

La exsenadora Piedad Córdoba calificó este domingo como un gesto de paz las liberaciones unilaterales anunciadas por las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), previstas a concretarse este dos de abril en una primera etapa.
Este es un hecho de paz, dijo Córdoba durante una rueda de prensa en Villavicencio, capital del departamento de Meta, epicentro del proceso humanitario que es acompañado por mujeres de relevancia internacional.

La pacifista colombiana también adelantó que en los próximos días se presentará un documento para mostrar lo hecho por la paz y lo que sigue desde distintas organizaciones como Colombianos y Colombianas por la Paz, el cual lidera.

Esto último en referencia a los esfuerzos de ese grupo de la sociedad civil para dialogar con otros grupos guerrilleros como el Ejército de Liberación Nacional (ELN).

Asimismo, Córdoba agradeció la presencia de la premio Nobel de la Paz Rigoberta Menchú, quien junto a otras personalidades llegaron a Villavicencio para acompañar el proceso.

La líder indígena guatemalteca manifestó que existe un deseo profundo para que Colombia alcance la paz tras tantos años de conflicto interno.

Queremos hacer un acto de testimonio para decirles que aquí estamos y estaremos para que el pueblo tenga una paz que les ayude para siempre y para las futuras generaciones, expresó.

Entre las mujeres que se encuentran en Villavicencio están la nieta del revolucionario mexicano Emiliano Zapata, Margarita Zapata; y la presidenta del Consejo Mundial por la Paz, la brasileña Socorro Gomes.

También están la esposa del expresidente hondureño Manuel Zelaya, Xiomara Castro, una de las fundadoras de las Madres Plaza de Mayo, la argentina Mirta Baravalle, y la salvadoreña Nidia Díaz, diputada del Parlamento Centroamericano.

Díaz señaló que esperan con alegría las liberaciones de los 10 policías y militares anunciadas por la guerrilla, para dar testimonio así de un proceso que permita la paz y el fin de las retenciones.

“Colombia merece vivir en paz y por eso los estamos acompañando”, subrayó.

Por otra parte, el expresidente Ernesto Samper, también presente en Villavicencio, confió en que tras este proceso de liberación arranquen los diálogos para que se llegue a la paz en el país.

A su vez felicitó a las mujeres que acompañan y participan en este operativo humanitario, de quienes dijo representan la nueva generación en busca de la paz.

Desde Villavicencio partirá mañana en uno de los helicópteros facilitados por el gobierno de Brasil la misión humanitaria que traerá a la libertad al primer grupo de uniformados que las FARC entregarán.

Este operativo se activará nuevamente el miércoles acorde con el protocolo acordado, para finalizar así un proceso de gran trascendencia política, toda vez que se trata de los últimos prisioneros de guerra en poder de ese grupo rebelde.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.