Periódico de Sancti Spíritus

Dayaris Mestre: Quería la revancha y se cumplió

Dayaris Mestre (derecha) tomó revancha ante su similar guantanamera. (foto: Calixto N. Llanes)La espirituana Dayaris Mestre (48 kg) le marcó yuko a María Celia Laborde, en pelea por el oro del torneo internacional Judoguis  Dorado, que culminó este jueves en la sala capitalina Kid Chocolate.

Tras los cinco minutos reglamentarios de combate y a solo 45 segundos para que finalizara el tiempo extra (Regla de Oro), la cubana Dayaris Mestre (48 kg) le marcó yuko a María Celia Laborde, en pelea por el oro del torneo internacional Judoguis Dorado, que culminó este jueves en la sala capitalina Kid Chocolate.

Mestre, medallista de bronce este año en la Copa del Mundo de Judo en Budapest, entró con agarre a una manga de su rival y luego, en la continuidad de la acción, le trabó la pierna derecha para enviarla al suelo y marcarle el yuko del triunfo.

Así, la espirituana tomó revancha ante su similar guantanamera, quien la ha vencido en las finales de los dos últimos campeonatos cubanos.

«Ella (Laborde) me sigue los pasos y es muy fuerte. La semana pasada, en Holguín, empleé una mala estrategia y me sacó ventaja de dos shidos. Pero ahora me preparé mejor, pues quería la revancha y se cumplió mi plan táctico de tenerla siempre agarrada», comentó Mestre a JR.

En este cierre del certamen se compitió en otras cinco divisiones —incluidas las libres de uno y otro sexo—, y nuevamente hubo pleno dominio cubano.

La subcampeona olímpica Yanet Bermoy (52 kg) ganó sus cuatro pleitos en un solo grupo de cinco cubanas y en el cual compitieron todas contra todas. La mayor oposición se la brindó la experimentada Gretter Romero, quien culminó en la segunda plaza.

Mientras, en la división libre para damas —con idénticas características—, la medallista de bronce olímpico y mundial Idalis Ortiz, venció tres veces por ippón para decidir el cetro en su última pelea ante Heidi Abreu, a quien ya había vencido el pasado martes en la división de +78 kilogramos.

Pero el triunfo de Ortiz se complicó sobremanera, pues no pudo marcar nada ni en los cinco minutos reglamentarios ni en los tres que enrola la Regla de Oro. Entonces, ganó 2-1 por hantei.

Entre los varones, las palmas fueron para Antonio Betancourt (60 kg), quien recetó cuatro supersónicos ippones para acceder a la final contra el experimentado venezolano Javier Guedez, cabeza del grupo B con par de ippones y un wazari. Pero todo quedó ahí, pues el visitante no pudo combatir por lesión.

En la libre destacó Alex García, titular de los Primeros Juegos Olímpicos de la Juventud, quien ganó su grupo eliminatorio A y luego venció por hantei en la final a José Armenteros, campeón mundial juvenil en 2011.

Las selecciones cubanas de judo liman asperezas de cara al Campeonato Panamericano, que se dirimirá del 26 al 29 próximos en Canadá. Esa lid cerrará las persianas del ranking mundial, clasificatorio para los Juegos Olímpicos de Londres.

(tomado de Juventud Rebelde)



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.