Periódico de Sancti Spíritus

Ecuador estudia petición de asilo de Julian Assange

Ricardo Patiño, canciller de Ecuador.El fundador de Wikileaks, Julián Assange, remitió una carta al presidente Rafael Correa en la que afirma solicitar asilo político porque se considera un perseguido, confirmó este martes el canciller de la nación suramericana, Ricardo Patiño.

Assange se encuentra en la misión diplomática de Ecuador en Londres, y el gobierno ecuatoriano analiza su pedido, asegura Patiño en su cuenta de Twitter.

La legación, por su parte, informó en un comunicado que el periodista, sobre quien penden como espada de Damocles la extradición a Suecia y las presiones de Estados Unidos, se presentó esta tarde en la embajada para pedir asilo político a Quito.

Assange se encuentra bajo protección diplomática hasta que sea estudiada su solicitud, lo cual no supone una interferencia en el proceso judicial actualmente en marcha, añade el texto.

El documento entregado a la prensa explica que Ecuador es firmante de la Declaración Universal de Derechos Humanos de Naciones Unidas y honra la obligación de revisar todas las invocaciones de asilo.

Hemos pasado su petición de forma inmediata al departamento competente en Quito, agrega.

La embajada aclara que “la decisión de considerar la petición de asilo de Assange no debe ser interpretada de ninguna manera como una interferencia del gobierno de Ecuador en los procesos judiciales en el Reino Unido o Suecia”.

Assange se hizo presente en la legación del país suramericano exactamente cinco días después de que el Tribunal Supremo del Reino Unido rechazó reabrir su caso y dio vía libre a su extradición a Suecia por supuestos delitos sexuales, que el periodista niega.

Según determinó la máxima instancia judicial británica el 14 de junio, el proceso para la extradición a Suecia dará inicio después del 27 de junio.

WikiLeaks ha divulgado miles de documentos diplomáticos confidenciales y comprometedores para diversos gobiernos, en particular para Estados Unidos, cuya política hegemónica e injerencista puso al descubierto con hechos concretos.

Por diversas vías, Washington y sus aliados occidentales presionaron hasta que en diciembre de 2010 Assange fue detenido a requerimiento de Suecia y mantenido hasta hoy bajo arresto domiciliario en el Reino Unido.

Su defensa alegó que la orden para su entrega fue emitida por un fiscal y no por un juez, lo cual legalmente la invalida según los letrados, pero tres tribunales, incluido el Supremo, fallaron a favor de la extradición.

Esta cadena de veredictos desfavorables hace que los abogados y la opinión pública internacional teman que una vez en Estocolmo el periodista sea entregado a la superpotencia para ser juzgado por traición debido a la divulgación de cables diplomáticos.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.