Restablecen el servicio de agua potable en la ciudad espirituana

Los equipamientos de la Planta Potabilizadora Yayabo ya regresaron a su lugar después de un momentáneo retiro por las grandes avenidas de ese río. En la actualidad se labora para restablecer el servicio de agua potable en otras localidades de este territorio cubano donde la crecida de ríos por las intensas lluvias aún mantiene incomunicados a sus pobladores y destrozó las tuberías del agua.

El servicio de agua potable, interrumpido por las intensas lluvias de la pasada semana en varias poblaciones del territorio, ya ha sido totalmente restablecido en la ciudad espirituana, seriamente afectada durante algunos días por la paralización de la Planta Potabilizadora Yayabo, que obligó a concentrar el servicio solo desde Macaguabo, con los lógicos inconvenientes por la insuficiente capacidad de bombeo.

Fredesmán Jiménez, director de Acueducto y Alcantarillado en la provincia, precisó a Escambray digital que, aunque miles de espirituanos aún presentan dificultades para acceder a ese servicio, en otras comunidades también se solucionó el momentáneo desabasto: parte de Santiago Escobar, Jíquima de Alfonso, El Saltadero, Algaba, Palmarito y Piti Fajardo, fundamentalmente.

En este momento, los trabajos de mayor envergadura se desarrollan en la comunidad Los Tramojos, de Taguasco, donde la crecida del río aún mantiene incomunicados a sus pobladores y destrozó las tuberías del agua.

Trabajadores de la Unidad Empresarial de Base Mantenimiento y Construcción de la Empresa Provincial de Acueducto y Alcantarillado, en esta región centra de Cuba, apoyadas por fuerzas de ese municipio, construyen un soporte rústico para llevar el imprescindible servicio a los habitantes del lugar, que por el momento utilizan los pozos existentes allí.

“El martes debe quedar restablecido el abasto y ese mismo día comenzamos en Trinidad la subida de los materiales necesarios para acometer la reparación de la conductora de San Juan de Letrán, que prácticamente colapsó por los arrastres de lodo y piedra en esa parte de la montaña donde se encuentra ubicada. Allí las labores resultarán muy complejas por las irregularidades del terreno, que obliga, incluso, a subir a mano los materiales. Esperamos resolverlo a más tardar el miércoles”, detalló el directivo.

La interrupción está limitando el abasto a unos 16 000 habitantes de la villa cubana de Trinidad, quienes reciben agua por pipas o rebombeo desde las baterías de pozos de Santiago Escobar para la planta potabilizadora y hacia parte de las redes.

En la actualidad también se labora para restablecer el servicio de agua potable en El Pedrero y en cuatro pequeñas estaciones de bombeo (dañadas por la humedad excesiva), que ya comenzaron a reparar la brigada de electromecánica provincial de esta empresa, apoyada por técnicos y especialistas de los municipios.

“Esta semana debe quedar todo restablecido. Hemos recibido el apoyo del país y algunos recursos que han hecho falta. En todos los casos hemos buscado opciones para el suministro hasta que se regrese a la normalidad”, concluyó Fredesmán.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *