Trinidad sigue mojada

Más de 300 personas han sido evacuadas, esencialmente en casas de familiares y vecinos.Más de 300 milímetros de lluvia se registraron en la pasada jornada. Asentamientos montañosos y comunidades están incomunicados; los ríos Caracusey, el Agabama y hasta el Guaurabo se encuentran desbordados.

Trinidad está crecida. Luego de las intensas lluvias acumuladas durante varias jornadas -en las pasadas 24 horas los pluviómetros registraron más de 300 milímetros-, hoy los principales ríos del municipio: el Caracusey y el Agabama, y hasta los que circundan la ciudad, como el Guaurabo, se encuentran desbordados.

Tal situación ha provocado que aún el municipio se encuentre incomunicado parcialmente y a su vez varios asentamientos montañosos y consejos populares muestren igual panorama. Según precisó a Escambray Ramón Naranjo León, presidente del Gobierno en el sureño territorio, “lugares como La Pastora, FNTA, Caracusey, Méyer y Polo Viejo están incomunicados y en el caso de Magua y Guairo se han incomunicado debido a la destrucción de los caminos”.

Algunos tramos de la carretera se encuentran afectados, como el vial Topes de Collantes, que sufrió un deslizamiento de tierra, en tanto se encuentra interrumpida la vía entre Casilda y la cabecera municipal, debido al desbordamiento de las aguas pluviales que emanan desde la ciudad hacia el costero territorio. Por su parte, Ramón Naranjo León aclaró que en igual estado se halla la línea ferroviaria que une a Trinidad con Méyer.

Asimismo, el crecimiento de todos los cursos superficiales de la ciudad ha provocado varias inundaciones no solo en las viviendas, sino también en el Hospital General de Trinidad. No obstante, aseguran las autoridades del territorio que entre las instituciones estatales con mayores afectaciones sobresale la Finca Ma. Dolores, donde se reportan serios daños materiales.

Al cierre de esta información no había ocurrido ningún derrumbe, pero los perjuicios fundamentales se hallaban en las cubiertas de las viviendas, de las cuales 13 están afectadas.

Más de 300 personas han sido evacuadas, esencialmente en casas de familiares y vecinos; solo 40 se encuentran alojadas en los centros de evacuación acondicionados en el territorio para tales eventos.

El dirigente gubernamental de este territorio cubano precisó que, pese a la compleja situación que presenta el municipio, se han tomado todas las medidas para proteger a la población, mantener los aseguramientos esenciales, el transporte, las comunicaciones y los servicios médicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *