Vegueros en Sancti Spíritus preparan la cosecha de tabaco

Para la curación de la hoja se deben construir 315 aposentos.Junto al proceso de contratación con los productores se labora en la preparación del suelo que acogerá los semilleros y la siembra de unas 2 200 hectáreas.

Mientras se trabaja en la fase final del acopio del tabaco cosechado en la última campaña, los vegueros y directivos de la rama en la provincia de Sancti Spíritus, segunda mayor productora de la hoja en Cuba, están inmersos en los preparativos de la nueva contienda, que prioriza actualmente el proceso de contratación y las labores de acondicionamiento del suelo.

El arraigo tabacalero del territorio mantiene su asiento tradicional en las zonas de Cabaiguán, Zaza del Medio y Taguasco, escenarios relacionados con la emigración canaria que fomentó este cultivo y que en la venidera cosecha acogerán la mayor parte del programa de plantación.

José Antonio González Fuentes, director técnico de desarrollo de la empresa tabacalera espirituana, aseveró a Escambray que las acciones principales se concentran ahora en completar el proceso de contratación a fin de respaldar la siembra de unas 2 200 hectáreas, de las cuales, al cierre de la primera decena de agosto, estaba contratado el 94 por ciento.

Esa primera fase organizativa de la campaña debe finalizar este mes y en septiembre arranca el fomento de los semilleros para producir las posturas; en tanto, el estreno de la plantación se planifica para el segmento final de octubre.

En términos de siembra los niveles que se prevén están ligeramente por debajo de lo plantado en la anterior contienda y en ello tiene incidencia que la entidad tabacalera local rebajó 81 hectáreas ubicadas en zonas con limitaciones para el riego de agua, recurso determinante para buscar buenos rendimientos agrícolas en el veguerío.

El cultivo de tabaco en Sancti Spíritus es asumido mayoritariamente por campesinos y la nueva cosecha involucrará a más de 1 260; a la vez que el territorio tiene su mayor reto en la construcción de más de 300 aposentos -casas de curar la hoja- y la reparación de otros, para lo cual se deberá trasladar desde otras regiones del país el grueso de la madera, ante la falta de ese recurso en la provincia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *