Vigías de las costas

Cada pescador recibió el reconocimiento por su digna actitud.Reconocen a integrantes de embarcaciones estatales y particulares que entregaron tres recalos de droga.

El Plástico Escamera 3 enciende sus motores al despertar el día; a bordo seis hombres se encargan de rastrear los fondos marinos para sacar una buena cantidad de peces.

La jornada se presenta floja, las redes entran y salen del agua sin mucha carga, pero la pesquería continúa. Cerca de las diez de la mañana se acercan al cayo Cinco Balas en busca de sardina. Yoleixis Pérez Machado, el patrón, ofrece las indicaciones pertinentes antes de lanzar las artes.

El barco se desplaza lentamente hacia la orilla, mientras José Manuel y Liosdanys observan el manglar, donde algo llama la atención. “Es un saco de nailon grande, miren, está flotando entre las raíces”, dicen.

Ramón Cabrera, otro de los tripulantes, se acerca a la proa para mirar con más detenimiento. “Eso puede ser droga”, augura.

Un bulto bien sellado resguarda en su interior 18 kilogramos de marihuana procesada y seca. Los pescadores preservan el lugar del hallazgo, informan de inmediato a las autoridades de Guardafronteras y a los directivos de la Empresa Pesquera e Industrial (EPISAN).

Pocas horas después hacen entrega del cargamento, tal y como lo encontraron.

HALLAZGO EN LA COSTA SUR

Con la esperanza de engordar el jamo sale el Ferrocemento 322 de la Flota Escamera de Tunas de Zaza. El día está soleado y caluroso. Idris Lorenzo y José Prado tiran las nasas y el palangre en el momento indicado, una tarea dura pero necesaria.

Camilo, el timonel, gira el barco hacia la costa y lo aproxima con cuidado para no encallar. Durante unos minutos todo parece normal, pero de pronto alguien se percata de que en la orilla hay un objeto flotante. La historia se repite nuevamente, se detiene la maquinaria de la nave y un bulto de droga aparece a la vista de todos.

“Era un paquete bastante grande -dice Camilo-, después supimos que contenía como 30 kilogramos de marihuana; cuando eso pasa uno se pone hasta nervioso, porque piensa en las consecuencias y los riesgos que ocasionaría, si en lugar de nosotros, fueran otras personas las que detectaran el recalo para vender su contenido”.

Entre noviembre del 2011 y junio del presente año, en la Costa Sur espirituana se encontraron más de 65 kilogramos de narcóticos, procedentes de tres envíos, los cuales gracias a la actitud consciente y responsable de los pescadores vinculados a EPISAN y otros deportivos que tributan sus capturas a la Unidad de Base de Casilda, no entraron al territorio nacional.

One comment

  1. Excelente actitud social y REVOLUCIONARIA de estos valiosos pescadores los que si practican el sentido de pertenencia con una totalmente y positiva actitud vanguardia las que deben imitar todos los cubanos y cubanas de buena fe y deseos de seguir viviendo alejados de ese mal que trae el tra ciego de las drogas gracias a la eficacia de estos hombres de mar y pesca que consiente de su labor en aportarle a la provincia de SANCTI SPIRITUS el producto de su arduo y complejo trabajo laboral en alta mar a la vez ayudan a la patria con sus valiosos actos de guardianes y VIGIAS de las costas me hago participe de este reconocimientos y le mando felicidades y gracias por tan excelente actitud positiva. Lazaro izquierdo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *