Angola ocupa lugar especial en cooperación, afirma canciller cubano

A Cuba y Angola los unen lazos históricos.El canciller cubano, Bruno Rodríguez, afirmó este lunes en Luanda que Angola ocupa un lugar muy especial en el ámbito de la cooperación con la isla caribeña.

“Expreso mi gratitud por este país haberme recibido primeramente como un hijo y después darme la oportunidad de defender mis convicciones”, dijo Rodríguez al inaugurar en la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores las conversaciones oficiales entre las dos naciones, a cuyos pueblos los unen lazos históricos.

Ante su homólogo angoleño, Georges Chikoti, declaró que Angola ha sido para su generación y las familias cubanas una segunda patria.

Indicó que Cuba también se siente agradecida, porque esta nación africana ha sido solidaria con la suya, y en tal sentido hizo referencia a la posición de Luanda de manifestarse en diferentes foros internacionales contra el bloqueo impuesto por Estados Unidos desde más de 50 años.

Minutos antes de la intervención del jefe de la diplomacia cubana, Chikoti reafirmó la importancia de los vínculos bilaterales, cuyo carácter histórico se remonta a la época de la lucha por la emancipación.

“Los dos países tienen relaciones que son históricas, desde la lucha de independencia a la consolidación de la soberanía del país, así como durante esta fase de reconstrucción para el desarrollo”, dijo el titular angoleño.

Aseguró que Luanda y La Habana han firmado varios acuerdos importantes, lo cual permite una buena cooperación en sectores como la defensa, la educación, la salud y la industria.

Subrayó que Angola ha expresado siempre su deseo de que la isla pueda deshacerse del bloqueo. “Queremos ver a Cuba crecer y desarrollarse sin obstáculos de cualquier otro país”, sentenció.

El canciller cubano cumple desde este lunes una visita de tres días a Angola como parte de un recorrido, que tuvo su primera escala en Etiopía, luego en Islas Seychelles, Sudáfrica y Zimbabwe.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.