Arranca el blanco directo en Tuinucú

La estabilidad de la molida decide en la fabricación de este tipo de azúcar.En el central Melanio Hernández se prevé estabilizar la operación de la línea de blanco directo y encarar la producción de las 8 000 toneladas de azúcar de este tipo planificadas en la zafra.

Luego de transitar por un proceso preparatorio en busca de ajustar los parámetros de fabricación, en el central Melanio Hernández se prevé estabilizar a partir de este fin de semana la operación de la línea de blanco directo y encarar la producción de las 8 000 toneladas de azúcar de este tipo planificadas en la zafra.

“En estos últimos días se han creado las condiciones para la arrancada de esa línea, a la que se incorporan el proceso de repurga y la automatización de un tacho para cristalizar el producto”, informó a Escambray Juan Carlos Mursulí, director de la Empresa Azucarera Sancti Spíritus.

Según el directivo, como parte de ese acondicionamiento se consideraron los problemas de la pasada contienda, sin desconocer que los mayores enemigos de esta fabricación están en la estabilidad del procesamiento de caña y la calidad de la materia primala zafra.

El territorio muestra buen comportamiento y positivos índices de eficiencia fabril y energética, resultados determinados por el meritorio desempeño de todos los colectivos que intervienen directamente en la zafra y de las fuerzas de apoyo

El rendimiento industrial se comporta por encima de lo planificado en los centrales Melanio Hernández y Uruguay, en tanto, el recobrado -cantidad de azúcar que se recupera en el proceso de producción- tiene un acumulado a nivel provincial de 84.38, el más alto del país.

“Lejos de perder la ventaja que trajo consigo adelantar la arrancada en cada ingenio, la hemos aumentado y tenemos sobrecumplido el plan previsto hasta la fecha, con un rendimiento superior al planificado, indicador que nos ha permitido ahorrar unas 9 000 toneladas de caña”, refiere Juan Carlos Mursulí.

Además de ese positivo comportamiento, sobresale a esta altura de la campaña que todo el azúcar elaborado es de alta calidad, con parámetros estables y superiores a los del año anterior; no obstante, en los dos centrales han tenido su influencia negativa en la eficiencia las pérdidas en las mieles, situación que recibe particular atención porque por ese camino se consume más caña que la planificada.

Otro aspecto positivo de la zafra es la eficaz operación energética, con indicadores que superan lo previsto en ambas fábricas y la provincia logra un adelanto en el aporte neto de electricidad al Sistema Electroenergético Nacional, con 2 581MWh, el 35 por ciento del plan concebido para la contienda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *