Aulas anexas en el sector no estatal de Sancti Spíritus

Las aulas anexas del sector estatal constituyen la mayoría de las existentes en el territorio. La Enseñanza Técnica y Profesional incluye a cuentapropistas en el actual modelo de formación.

 

Trabajadores por cuenta propia que se desempeñan en las esferas de los servicios, construcción y transporte asumen una decena de aulas anexas en Sancti Spíritus.

Tras cuatro años de creadas, se ha sumado el sector privado a la enseñanza, bajo esta modalidad que acerca el estudiantado a la producción.

“Las empresas no siempre tienen condiciones para que los alumnos participen en los procesos propios de cada especialidad, sobre todo en el caso de servicios de belleza, albañilería y chapistería. Las aulas anexas certificadas en iniciativas particulares cumplen con los parámetros indispensables para la formación profesional”, señala Odaymis Hernández Rodríguez, jefa en funciones del Departamento de Enseñanza Técnica y Profesional (ETP) de la Dirección Provincial de Educación.

Condiciones materiales para la creación de habilidades en oficios como disponibilidad de insumos, medios de protección, herramientas e instrumentos de trabajo, nivel de preparación de los especialistas o docentes y correspondencia de las actividades productivas con los objetivos del programa curricular devienen esenciales requisitos para la certificación, no solo de las pertenecientes al sector particular, sino de las 240 aulas anexas que existen en entidades estatales y organismos del territorio.

Los ministerios del Transporte, de la Construcción, de la Agricultura, del Comercio Interior, de Energía y Minas y de la Industria Alimenticia, y el Grupo Empresarial Azcuba, entre otros, propician especialistas y escenarios prácticos para transmitir a los 6 000 alumnos matriculados actualmente en los primeros años de la ETP conocimientos más cercanos a la realidad social en Sancti Spíritus.

Así, el taller, la fábrica, la empresa o el negocio particular ya no huelen únicamente a obrero, sino también a educandos, donde máquinas, equipos, instrumentos de trabajo y herramientas devienen los mejores medios de enseñanza para entrenar las manos estudiantiles.

La ETP, enseñanza priorizada en el sistema educativo cubano de estos tiempos, se perfecciona sobre la marcha en correspondencia con las actualizaciones del modelo económico cubano para formar hombres que tienen el deber martiano de estar donde se es más útil.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.