Periódico de Sancti Spíritus

Brasil busca en Washington respuestas a espionaje

La cita del canciller brasileño fue acordada entre Rousseff y Obama en la cumbre del grupo del G20 en San Petersburgo la semana pasada.El canciller brasileño, Luiz Alberto Figueiredo Machado, se reunirá este miércoles en Washington con la consejera estadounidense de Seguridad Nacional, Susan Rice, para escuchar explicaciones sobre denuncias de espionaje a la presidenta Dilma Rousseff.

Esta cita fue acordada entre la presidenta Rousseff y su homólogo norteamericano, Barack Obama, en la cumbre del grupo del G20 en San Petersburgo la semana pasada.

Brasil espera recibir aclaraciones sobre las actividades de espionaje de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, siglas en ingles) en este territorio.

Las revelaciones de que Estados Unidos interceptó correos electrónicos y las comunicaciones telefónicas de la jefa de Estado brasileña, sus asesores y de empresas fueron realizadas por medios de prensa nacionales, que citan documentos clasificados sacados a la luz pública por exagente de la NSA Edward Snowden.

La dignataria dijo el viernes último que Obama, quien asumió la responsabilidad directa y personal de las pesquisas sobre las actividades de agencias de inteligencias norteamericanas, prometió dar una respuesta a las denuncias de espionaje a esta nación antes del miércoles próximo.

Estas acciones de la parte estadounidense generaron gran malestar en el Gobierno, que condenó igualmente la víspera la intercepción de las comunicaciones de la red privada de Petrobras.

Rousseff señaló que estas nuevas revelaciones corroboran sus sospechas de que la NSA no busca datos para prevenir actos terroristas, como asegura Washington, sino que se trata de espionaje industrial.

“Si se confirman los hechos divulgados por la prensa, queda en evidencia que el motivo de los intentos de violación y de espionaje no es la seguridad o el combate al terrorismo, sino intereses económicos y estratégicos”, señala una nota oficial de la Presidencia en Brasilia.

Petrobras, la mayor empresa del país, no representa una amenaza a la seguridad de ningún país’, sino que es uno de los mayores activos de petróleo del mundo y un patrimonio del pueblo brasileño, indica el comunicado oficial.

El nombre de petrolera nacional figura en documentos de la agencia norteamericana, pero no se muestra qué tipo de información fue extraída de las computadoras de esa importante compañía.

Varios especialistas consultados señalaron que la obtención de datos clasificados de Petrobras permite a otras conseguir ventajas en los negocios o en las licitaciones de bloques o zonas petroleras.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.