Brote de cólera en la capital cubana está en fase de extinción

Se reitera la necesidad de intensificar las medidas higiénicas relacionadas con el lavado de las manos, la ingestión de agua clorada, la limpieza y cocción adecuada de los alimentos.

El ministerio de Salud Pública de Cuba informó este martes que la transmisión del brote de cólera detectado en La Habana se encuentra en fase de extinción.

Ello ha sido posible, en primer lugar, por la vigilancia permanente y la capacidad de respuesta del sistema cubano de salud, indica el texto publicado este día en el diario Granma.

La nota precisa que a partir del domingo 6 el sistema de vigilancia clínico epidemiológica detectó un incremento de las enfermedades diarreicas agudas en el municipio Cerro y luego en otras zonas de la capital.

Un grupo de estos pacientes -añade- presentaban síntomas y signos que orientaban etiológicamente a la sospecha de Cólera, lo que determinó la activación de las acciones previstas en el plan anticolérico, para cuyo cumplimiento se dispone de todos los medios y recursos necesarios.

El análisis microbiológico realizado por el Instituto de Medicina Tropical “Pedro Kouri” determinó que el agente causal era el Vibrio Cholerae O1 Tor enterotoxigénico serotipo Ogawa, aclara el documento, el cual puntualiza además que están confirmados hasta la fecha 51 casos.

Según las evaluaciones epidemiológicas efectuadas, la trasmisión se generó por un expendedor de alimentos, portador asintomático de la enfermedad, adquirida durante los brotes informados con anterioridad en otras regiones del país.

La nota reitera por último la necesidad de intensificar las medidas higiénicas, especialmente las relacionadas con el lavado de las manos, la ingestión de agua clorada, la limpieza y cocción adecuada de los alimentos, aspectos estos -expresa- imprescindibles en el cuidado de la salud.

One comment

  1. Por desgracia el desorden colectivo e individual sobre la higiene en la CAPITAL DE TODOS LOS CUBANOS va en aunmento o se mantiene a niveles super elevados y a simple vista los inspectores brillan por sus ausencias pues mayoritariamente estos son habidos amantes a recibir sobornos e ignoran las normas establecidas por las leyes con facilidad sin importarles los problemas de salud que se puedan desatar en un futuro cercano y este brote en el cerro es causa de una irresponsabilidad recurrente y habitual por lo que para evitar futuros problemas de epidemias hay que declararle la guerra a los indolente y burocrata que mantienen sus celebros enfermos por las ganancias monetarias ilegares no ganadas por hacer sus labores correctamente este mal del colera pudo ser prevenido si cada inspector realiza sus labores conciente y apropiadas. Lazaro izquierdo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *