Buen año para la ciencia en Sancti Spíritus

La nueva variedad Sancti Spíritus 2006 posee mayor resistencia a las plagas. La variedad de tabaco Sancti Spíritus 2006 y un método de diagnóstico que iguala a similares internacionales figuran dentro de los principales logros de los científicos espirituanos en el 2012.

Una nueva variedad de tabaco -la Sancti Spíritus 2006- y el desarrollo de un método de diagnóstico del síndrome de Smith-Lemli-Opitz (SLO), ante la carencia de la tecnología internacionalmente utilizada, figuran dentro de los principales logros de la ciencia espirituana en el recién finalizado 2012.

En el caso de la variedad Sancti Spíritus 2006, patentada por un grupo de especialistas de la Estación Experimental del Tabaco en Cabaiguán, presenta un elevado rendimiento agrícola, alta producción de rebrotes o capaduras, poco desarrollo de hijos y buena combustibilidad de sus hojas secas.

Según declaraciones a Escambray de Antonio Núñez Mansito, director del centro cabaiguanense y uno de los autores, la variedad combina características económicas favorables con la resistencia a las enfermedades y se encuentra en proceso de extensión a algunos productores para su posterior generalización comercial.

Trasciende también dentro de lo más significativo en este año el Estudio clínico-genético del síndrome SLO para la atención médica integral, de un grupo de autores del Centro de Genética Médica de Sancti Spíritus, galardonado con el Premio Anual de Salud.

El nuevo método de cromatografía de capa fina igualó en resultados a similares internacionales y permitió crear acciones de asesoramiento genético para el tratamiento, estimación de recurrencia y opciones de diagnóstico prenatal y de portadores.

En materia de salud igualmente fue representativa la introducción en la provincia de medicamentos y procedimientos para tratar diversas enfermedades, así como la recuperación de costosos equipos médicos, a través de la inventiva de los ingenieros y técnicos del Centro Provincial de Electromedicina de Sancti Spíritus.

El Centro de Atención Integral al Diabético en el territorio estudió la eficacia de la utilización de la moringa como agente controlador de la glicemia, evaluación que mostró los beneficios de la ingestión de la planta con las comidas o en infusiones, con muy pocas reacciones secundarias.

Además, dentro de lo más representativo de este año que concluyó la Estación Territorial de Investigaciones del Arroz Sur del Jíbaro y el Complejo Agropecuario Industrial Arrocero del mismo nombre investigó las vías para el manejo sostenible del cultivo, así como el impacto de la fertilización nitrogenada, resultados que alcanzaron el Premio Ramal 2012 y Premio de Innovación Tecnológica Provincial, respectivamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *