Buen regreso de los Gallos a su valla

Sancti Spíritus presenta una situación muy cómoda en sus pretensiones de incluirse entre los cuatro grandes. Ahora los Gallos con 41 victorias y 21 descalabros mantienen el segundo lugar y están al acecho de los líderes cienfuegueros, con solo medio juego de diferencia.

No pudo ser mejor el regreso a su valla. Los Gallos dijeron adiós, ¡y de qué manera!, al breve slump que los atacó por tierras cienfuegueras y las tres lechadas en línea quedarán como una curiosidad beisbolera.

Dos barridas sucesivas ante Matanzas y la Isla de la Juventud, con dos nocauts y dos blanqueadas al hilo, resultan muestras contundentes de la reacción de los espirituanos, quienes mantienen su posición entre la vanguardia de un campeonato que comienza a deslindar tres “subgrupos” dentro de los ocho elencos en competencia.

La barrida propinada a Matanzas sirvió de mucho. Tanto como para alejar a los Cocodrilos, sus más cercanos perseguidores y ocupantes de la tercera plaza, a cuatro juegos y medio, una diferencia cómoda.

En tanto, la despachada a la Isla valió para acumular las victorias que le permitan una respiración más holgada a Yovani Aragón.

Para el mánager, lo más importante ha sido el despertar de la plana mayor de su ofensiva, que retomó la senda de la productividad, y la incorporación de otros al ataque, al punto de que durante los últimos seis partidos los Gallos marcaron 44 carreras con 63 hits.

Entre el tercero y cuarto maderos -Frederich Cepeda y Yulieski Gourriel- impulsaron 17 carreras y anotaron nueve.

Muy alentador resulta el aporte de Lourdes Yunielki Gourriel, quien vapuleó al pitcheo matancero con tres cuadrangulares y siete impulsadas.

También sus refuerzos comenzaron a aportar a la causa espirituana, sobre todo Jorge Jhonson, quien parece decidido a resolver uno de los dolores de cabeza que ha tenido Aragón en esta campaña: el primer bate. La rapidez y explosión en el corrido de bases le conceden atributos ideales para este turno. En estas dos últimas subseries el tunero compila ocho anotadas y siete hits.

El otro ha sido Danger Guerrero, quien comienza a reaccionar aunque debe resolver algunos problemas defensivos detrás del home.

El pitcheo hizo lo suyo con apenas 15 carreras permitidas, aunque por primera vez en la campaña se aliaron al descontrol, especialmente con los 11 boletos concedidos en el segundo partido ante Isla de la Juventud. Los espirituanos resultan, por mucho, el mejor equipo del torneo en ese indicador en el que suman menos de una base por bola por partido (151 boletos en 188 juegos).

No dejan de preocupar las últimas salidas de Ismel Jiménez. En tres partidos ha permitido nueve carreras y en general en esta segunda fase no ha sido el mismo con 3.48 de Promedio de Carreras Limpias (PCL). Aunque la comparación no resiste, pues, pese a ello, se mantiene como líder con 1.76, empatado con Vladimir García.

Al parecer el trinitario acusa el cansancio de casi un año de trabajo entre los entrenamientos para el Clásico y la propia labor con los Gallos. Combustible tiene suficiente para recuperarse y halar un staff que ha sumado fuerzas para mantenerse en el segundo lugar general con 2.65 PCL. Lo más llamativo lo aportan los relevistas, que lideran la campaña con 2.25 PCL.

Ahora los Gallos con 41 victorias y 21 descalabros mantienen el segundo lugar y están al acecho de los líderes cienfuegueros, con solo medio juego de diferencia.

En el segundo subgrupo existe una gran pugna entre cuatro contendientes: Matanzas, Ciego de Ávila, Industriales y Villa Clara, separados por muy poco margen entre todos, y en la cola de la clasificación con diferencias casi insalvables se ubican Isla de la Juventud y Pinar del Río.

Cuando la serie está por entrar en etapa de definiciones, Sancti Spíritus presenta una situación muy cómoda en sus pretensiones de incluirse entre los cuatro grandes.

Al término de la subserie que iniciarán este sábado contra Industriales en el Latinoamericano, quedará sellada la primera vuelta. Luego seguirán hasta Vueltabajo para medirse con los pinareños antes de volver a su tierra a una maratónica faena de cuatro partidos frente a Villa Clara a fin de zanjar la deuda del encuentro suspendido de la primera vuelta.

Al estilo de los corredores de largo aliento, comienza a sonar la campana que anuncia la vuelta definitoria para la discusión de medallas.

Preservarse para un buen remate será entonces la tónica de las zancadas de los Gallos para llegar a donde no todos les auguraron hace unos seis meses.

One comment

  1. en efecto y enhorabuena, los gallos despertaron de su letargo ofensivo y ganaron convincentemente las dos últimas subseries, las cuales pintaban feas después de la barrida ante los elefantes. De todas formas no se puede bajar la guardia pues aunque tengamos ventaja falta camino por recorrer en esta fase, vamos a ver como sale el equipo a la grama del coloso del cerro que es una verdadera olla de presión para todo equipo contrario, hay que ganarle a los industriales para dejar claro nuestras intenciones de aspirar a lo máximo en este año y que por fin la afición espirituana pueda saborear un título de sus gallos. Creo que nuestra afición debe apoyar más al equipo en el estadio, no subvalorar tanto a nuestros peloteros y saber apoyarlos en las verdes y en las maduras com hacen otras aficiones del país como en cienfuegos que después de recibir una barrida ante los cocodrilos supieron abarrotar el estadio a sus regreso al 5 de septiembre, como en la habana que los siguen en todo momento. Debemos pensar que esos son nuestros peloteros, con sus aciertos y desaciertos….. no es bueno ser hipercríticos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *