Chile: Bachelet primera en elecciones, pero habrá segunda vuelta

La expresidenta Michelle Bachelet ganó este domingo la mayoría de los votos en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Chile.El venidero 15 de diciembre, la expresidenta deberá enfrentar a la candidata de la Alianza de derecha, Evelyn Matthei.

La expresidenta Michelle Bachelet ganó este domingo la mayoría de los votos en la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Chile, pero tendrá que ir al balotaje del 15 de diciembre ante la abanderada de la derecha, Evelyn Matthei.

Con casi el 79 por ciento de las papeletas escrutadas, la expresidenta (2006-2010), candidata del pacto opositor Nueva Mayoría, aparece con 46,69 por ciento por ciento de los votos, insuficientes para imponerse en la primera ronda, ya que necesitaba más del 50 por ciento de los sufragios.

A las 18:00, hora local, cerraron las mesas de votación, y poco después comenzaron a aflorar los primeros resultados, en los que Bachelet despuntó en el primer reporte con el 42,33 por ciento de las papeletas y fue subiendo, pero no llegó a la mitad más uno de los sufragios.

En el cuartel general de la alianza gubernamental de derecha, el pase de Matthei a segunda vuelta fue festejado como una victoria, al ver disipado el peligro de que todo quedara definido en la jornada de este domingo.

Para la segunda vuelta, en que solo competirán las dos candidatas, y no el rosario de nueve aspirantes de este domingo, ante los electores quedarán muchos más definidas dos grandes opciones: o un giro hacia la centro-izquierda, que provoque cierto vuelco a las políticas del gobierno de derecha que encabeza el presidente Sebastián Piñera, o la continuidad en los postulados de su gestión.

Entre sus propuestas programáticas, Bachelet defiende la educación pública y gratuita para los ciudadanos de bajos ingresos y una reforma tributaria que permitiría recaudar unos ocho mil 200 millones de dólares, dinero que sería destinado a reformar la enseñanza, con énfasis en la calidad y la gratuidad.

También es partidaria de una nueva Constitución que ponga fin a la actual Carta Magna, heredada de la dictadura Pinochet. Por su parte, Matthei, quien recibió un 25,18 por ciento de los sufragios, propone impulsar una reforma al sistema de capacitación, inspirada en el modelo alemán, que potencie a los trabajadores para que accedan a mejores sueldos.

Las medidas en la salud incluyen crear 100 consultorios de excelencia en comunas con más de 40 mil habitantes.

Referente a la educación, se manifiesta contraria a que la enseñanza sea gratuita de manera universal, pues en su opinión al 10 por ciento más rico de la sociedad el Estado no debería financiarle los estudios.

Para reafirmar su postura en este sentido, en uno de los debates presidenciales rompió un cheque donde hacía constar que pagar la educación del segmento más rico de la sociedad costaría tres mil 500 millones de dólares.

Todos los análisis indican que Bachelet debe ganar en segunda vuelta, ya que arrastraría consigo una gran parte de los votos que en esta jornada obtuvieron el líder del Partido Progresista (PRO) Marco Enríquez-Ominami, y otros aspirantes progresistas y de izquierda que también compitieron, como Marcel Claude, del Partido Humanista, y Roxana Miranda, del Partido Igualdad.

El aspirante por el PRO, según los datos computados hasta el momento, recibió el 10,76 por ciento de las papeletas, Claude un 2,76 y Miranda un 1,24.

Matthei es probable que reciba el 15 de diciembre parte de los votos que hoy se fueron con el independiente Parisi, pese a los encontronazos que tuvieron ambos en la campaña y los anuncios de que ninguno apoyaría al otro en caso de segunda vuelta.

Aún están pendientes los resultados de las elecciones parlamentarias que también se realizaron hoy, y según los números preliminares es probable que el bloque Nueva Mayoría que encabeza Bachelet tenga mayoría en ambas cámaras del Congreso.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.