Espirituanos se abren a nuevos oficios por cuenta propia

Algunas licencias fueron descongeladas, pero aún no existe un mercado mayorista para garantizar los insumos requeridos.Casi una veintena de espirituanos han sacado patente para ejercer legalmente los noveles oficios.

 

Tras la aprobación de 10 nuevas modalidades, hace poco más de un mes, para el ejercicio del trabajo por cuenta propia en Cuba, casi una veintena de espirituanos han sacado patente para ejercer legalmente los noveles oficios.

En opinión de Héctor Hernández Álvarez, subdirector de la Oficina Nacional Tributaria (ONAT) en el territorio, la pretensión de la Resolución No. 353, nueva legislación vigente al respecto, es ampliar, estimular y diversificar el trabajo por cuenta propia y hacerlo más flexible.

Con tal objetivo se legalizaron las figuras de vendedor mayorista y minorista de productos agropecuarios —solo aprobada, por ahora, en Artemisa, Mayabeque y La Habana—; elaborador-vendedor de alimentos y de bebidas en puntos fijos, antes nombrada vendedor-elaborador de alimentos y bebidas no alcohólicas; aparecen las cafeterías de alimentos ligeros, así como el anticuario, gestor de permutas y compraventa de viviendas y una patente para quienes prestan servicios de reparación y mantenimiento de inmuebles.

“Estas actividades se hallan en el régimen general de tributación, pero en el simplificado se incluyen cinco nuevos oficios como el reparador de instrumentos de medición, el gestor de alojamiento para la vivienda o de habitaciones que se arriendan —actividades que se hacían de forma ilícita, sobre todo en Trinidad—, el agente postal, el agente de telecomunicaciones, el reparador-montador de equipos para el bombeo de agua y cambian de nombre el gestor de viajeros, ahora adopta el de gestor de pasaje en piquera, y el trabajador doméstico que antes se llamaba personal doméstico.

Como parte de la renovación del trabajo por cuenta propia también se han autorizado actividades que estaban suspendidas, como soldador, oxicortador, chapistero y pulidor de mármol, entre otras…; mas, todavía no existe un mercado mayorista ni la garantía de insumos y de equipos para su ejercicio.

Entre las novedades más sobresalientes, según apunta Hernández Álvarez, está la definición de las cuotas mínimas mensuales de las nuevas actividades y los mínimos de gastos autorizados por el concepto de ingresos personales.

“También se ha hecho una especie de clasificador que define el alcance de cada una de las actividades, de modo que nosotros podemos ser más enérgicos con quienes ejercen una actividad que no está autorizada o que no se corresponda con la que están inscritos en el registro de contribuyentes”, puntualizó Hernández Álvarez.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.