Flexibilizan arrendamiento de círculos sociales

Ariel Fernández Martín, director del Grupo Empresarial de Comercio.En el último trimestre del año se inicia el traspaso progresivo de las cafeterías estatales a las cooperativas no agropecuarias.

Acaso para salvarlos de la desmemoria, desde enero pasado los círculos sociales han tenido la posibilidad de traspasar sus dominios: de unidades estatales a entidades arrendadas. Mas, hasta la fecha, de los 241 existentes en la provincia solo 116 se habían acogido a este nuevo modelo de gestión, como le nombran en el reacomodo económico que vive la isla hoy.

En sus inicios el proceso, concebido para las unidades donde existiesen uno o dos trabajadores, echó a andar bajo la autorización de dos modalidades: paladar o cafetería con patentes de 700 pesos y 400 pesos, respectivamente; además de los gravámenes impuestos por los metros cuadrados de la institución.

Con el propósito de incrementar la rentabilidad de estos locales y de revertirla en mayor bienestar para la comunidad donde se hallan, se flexibilizan las concepciones iniciáticas. Para hurgar en tales novedades, Escambray dialoga con Ariel Fernández Martín, director del Grupo Empresarial de Comercio, y con Carlos Alberto Olaya Hernández, director de la actividad de Gastronomía en la mencionada entidad.

¿Cuáles son las principales modificaciones que ha sufrido el proceso de arrendamiento de los círculos sociales?

Ariel Fernández (A. F.): Anteriormente el titular de la contratación del arrendamiento, que por lo general es un trabajador de la Gastronomía que laboraba en el círculo social, podía acogerse a la modalidad de paladar —destinada a la venta de alimentos con servicios gastronómicos y de bebidas alcohólicas— o de cafetería, solo para vender alimentos y bebidas no alcohólicas en puntos fijos; pero esto último se ha flexibilizado y con las nuevas regulaciones las cafeterías incluyen ahora la venta de bebidas alcohólicas por el mismo impuesto de 400 pesos.

Además, se cobraba impuesto en dependencia de las condiciones de los locales y de lo intrincado, de acuerdo con los metros cuadrados que abarcaba la instalación, y ahora el titular de la contratación puede pagar solo por el área útil y necesaria para ejercer su actividad; el resto del espacio puede ser arrendado por otros que ejercen diferentes oficios por cuenta propia; por ejemplo, barberos, peluqueras…

¿Qué ventajas ofrece esta reciente flexibilización?

Carlos Alberto Olaya: (C. A. O.): Actualmente quienes se acogen a la modalidad de paladar pueden ejercer la misma actividad, pero con un impuesto menor, y la rebaja de la tarifa puede ayudar a que los círculos sociales que aún no se han incorporado al proceso se incluyan con estas nuevas facilidades. En caso de que el trabajador no desee arrendar la unidad se le propone a otro obrero de la empresa y, si no acepta, se le da la posibilidad a otra persona de la comunidad. Todo ello, a la postre, lo que persigue es mejorar la vida y el bienestar en estos lugares.

¿Cómo se garantiza la presencia de productos como ron, tabacos y cigarros expendidos en los otrora círculos sociales estatales?

C. A. O.: Estos productos los garantiza la Empresa Municipal de Comercio y Gastronomía a los titulares de los locales, por lo que su precio no debe exceder el vigente en la red minorista —me refiero al ron de la cadena de 57 pesos, al tabaco y a los cigarros—; el resto de los productos a vender a la población regirán sus precios de acuerdo con la ley de la oferta y la demanda.

¿Qué otros reajustes exhibe el sistema de arrendamiento de locales en unidades gastronómicas?

A. F.: En agosto también se extendió el sistema de arrendamiento a unidades donde laboraban entre tres y cinco trabajadores y, de 79 existentes, 49 se acogieron a este sistema; el resto espera por el sistema de cooperativas no agropecuarias aún por aplicarse.

C. A. O.: Se prevé que en el último trimestre del año comience a funcionar en el ciento por ciento de las cafeterías de alimentos ligeros este sistema de cooperativas no agropecuarias; solo se excluirán las que se hallan en hospitales, centros universitarios, funerarias y sistemas de atención a la familia. Hasta ahora se nos ha aprobado una unidad para acogerse a este nuevo sistema, que es La Ranchuelera, en el municipio de Sancti Spíritus, la cual tiene de 60 a 90 días para formarse y ya se encuentra en ese proceso.

One comment

  1. Es muy bueno la modalidad por cuenta propia a creado nuevos puestos de empleo,pero, todos ellos le ponen precio a sus productos quien vela por que no suban demasiado los precios, por que el salario es el mismo y por lo que veo para subir el salario va hacer a largo plazo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *