Periódico de Sancti Spíritus

Frei Betto pide soluciones a reclamos ciudadanos en Brasil

Betto destacó que "no basta denunciar los males del sistema, es preciso encontrar alternativas a los problemas detectados".El religioso y escritor Frei Betto alertó este martes sobre la necesidad de encontrar soluciones a los reclamos de la ciudadanía que protesta en Brasil y otras partes del mundo, pues esta insatisfacción podría transformarse en rebelión.

En su columna en la emisora Radio Brasil, Betto destacó que “no basta denunciar los males del sistema, es preciso encontrar alternativas a los problemas detectados” como el neoliberalismo, el desempleo, la reducción de derecho sociales y el alto costo de la vida.

Como ocurrió en el Reino Unido en 2010 y en Nueva York en 2011, con el movimiento Ocupa Wall Street, los jóvenes, principales protagonistas de estas movilizaciones, “saben lo que no quieren, más no están seguros de lo que se proponen”, denunció el también asesor de movimientos sociales.

Puntualizó que la juventud no se siente representada por los partidos políticos, debido al alto nivel de corrupción imperante y a las transformaciones ocurridas en las agrupaciones progresistas, “hasta ahora” consideradas como izquierda.

Estas organizaciones se dejan domesticar cuando se tornan Gobierno y “cambian proyecto de país por proyecto de poder, se alejan de los movimientos sociales y se acercan a sus antiguos adversarios”, apuntó al agregar que cuando llegan al poder estas formaciones se convierten en simples gerentes de la crisis económica.

Betto consideró que la propuesta de reforma política propuesta por la presidenta Dilma Rousseff fue la primera medida estructural en 10 años de gobierno petista (Partido de los Trabajadores) y criticó la postura del Congreso de desechar esa iniciativa.

Finalmente, condenó que estos poderes ni siquiera hablen de otras reformas estructurales, como son la agraria y la tributaria, que son esenciales para mejorar a Brasil.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.