Prosigue en Sancti Spíritus Festival de cine italiano

El Festival Escambray de cine italiano, inaugurado el jueves en la Casa de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) en esta provincia, continúa hoy con la exhibición de la cinta El caso Mattei.

Con la exhibición de la cinta de Francesco Rosi El caso Mattei (1972) continúa este viernes en Sancti Spíritus el Festival Escambray de cine italiano inaugurado en la noche del jueves 14 de febrero en la sede local de la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) por una delegación del país europeo y directivos del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP) en este territorio.

El filme, que tiene como protagonista al ya fallecido gran actor Gian María Volonté (1933-1994), a quien está dedicado el evento, al igual que a Totó, otro grande de la pantalla italiana, ofrece una visión crítica y analítica de la muerte del industrial Enrico Mattei, encargado por el gobierno de su país del ordenamiento del sector petrolero, que él intentó estatizar integralmente, lo que le valió el enfrentamiento con las más grandes transnacionales petroleras de entonces, bautizadas por Mattei como “Las siete hermanas”.

En este sentido la película cuestiona la versión oficial del supuesto accidente que le costó la vida a Mattei el 27 de octubre de 1962, cuando en medio de la lluvia y el viento su jet privado se estrelló poco antes de tocar tierra en el aeropuerto Linate de Milán, e insinúa en cambio que fue un crimen pagado por intereses petroleros foráneos y ejecutado por la mafia.

La víspera, el público espirituano -muy reducido por cierto- tuvo ocasión de disfrutar en el bulevar de la ciudad, de la cinta La ley es la ley, de Christian-Jaque, con las actuaciones de Totó y el gran cómico francés Fernandel, que describe las peripecias entre un agente de aduana francés (Fernandel) y un contrabandista italiano de bebidas alcohólicas (Totó), que viven en una misma población partida al medio por una sinuosa línea fronteriza.

El sábado el festival continuará con la proyección del filme Un muchacho de Calabria, en la localidad trinitaria de Pitajones, al sur de esta provincia central de Cuba, ubicada a 350 kilómetros al este de La Habana. Según Raúl Cardoso, delegado del ICAP aquí, el festival está dedicado este año a la lucha contra el terrorismo de las bandas armadas que asolaron las montañas del Escambray espirituano en el período 1960-1965.

El evento, que se inscribe entre las actividades de solidaridad que desarrolla la Asociación de Amistad Italia-Cuba, en coordinación con el ICAP, tiene entre sus objetivos contribuir a la difusión de la cultura y el conocimiento mutuo entre ambos países y pueblos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *