Sancti Spíritus: crecimiento arrocero descansa en proyecto inversionista

La infraestructura industrial constituye uno de los frentes mas beneficiados con el actual proceso inversionista.Primer lote de equipos adquiridos participa en la realización de la actual cosecha.Renovación de la maquinaria agrícola y el transporte, y mejoramiento de los sistemas de riego e incremento de las capacidades de almacenaje constituyen los principales beneficios del ambicioso programa inversionista que respalda el crecimiento de la producción arrocera en Sancti Spíritus, uno de los territorios más comprometidos con el cultivo del cereal en Cuba.

A 14 millones de pesos, más de la mitad de ellos en divisas, asciende el monto de la inversión que comprende adquisición de modernas máquinas cosechadoras, tractores y carretas —muchos de estos medios ya prestan servicio en la etapa de recolección recién iniciada—, así como reparación de viales y sistemas de irrigación y la rehabilitación de la infraestructura industrial, todo a favor de la estrategia de asegurar en frontera la producción que demanda el país.

Fuentes de la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, rectora de la actividad arrocera en Sancti Spíritus, elogiaron el carácter integral del proyecto, que según expertos se erige en garantía para el incremento productivo previsto este año, en el cual los espirituanos pretenden obtener 122 mil 500 toneladas de arroz húmedo en cáscara.

Como parte de los trabajos emprendidos con vistas a la rehabilitación de la planta industrial, este año se ha previsto el montaje de 19 silos de proceso en los secaderos de Las Nuevas y Tamarindo y en el 2014 otros 10 en Los Españoles, reposición que mucho agradece un soporte con más de 35 años de explotación.

También en Tamarindo se trabaja en la instalación de una base de silos para almacenamiento del grano ya seco, obra que cuando concluya elevará la capacidad de la empresa de 17 mil 600 toneladas actualmente hasta unas 22 mil 500.

La Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro planifica en la actual cosecha obtener un rendimiento industrial de 67,2 %, índice muy superior a la media histórica alcanzada y que en buena medida ilustra la profundidad de la rehabilitación que se viene consumando en el área de secado y molinado del producto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *