Periódico de Sancti Spíritus

Venezolanos esperanzados tras ofensiva gubernamental económica

El vicepresidente de Venezuela Jorge Arreaza afirmó este martes que el pueblo está esperanzado y tranquilo porque ahora conseguirá precios justos tras la ofensiva del Gobierno contra la guerra económica de la derecha local.

Arreaza presidió este martes una reunión con miembros de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana y el Órgano Superior para la Defensa Popular de la Economía, en la que se le pasó revista a la arremetida gubernamental contra la especulación.

En transmisión de Venezolana de Televisión, el vicepresidente expresó que esta política de acciones se desarrolla en el marco de la ofensiva económica.

“Con la aprobación de la Ley Habilitante, van a surgir leyes justas para construir y consolidar la patria de Bolívar”, afirmó.

El pasado 6 de noviembre, el presidente venezolano Nicolás Maduro anunció un paquete de acciones económicas dirigidas a acabar con la usura y el acaparamiento de productos básicos por parte de comerciantes y empresarios.

Arreaza instó a los venezolanos a desarrollar una consciencia de “consumo racional”, al tiempo que destacó el esfuerzo del Gobierno por equilibrar la economía y garantizar que “de ahora en adelante se establezcan precios justos en todos los rubros”.

Indicó que más de mil 500 miembros de la Milicia Bolivariana se desplegaron a partir de hoy “en defensa de la economía”, a propósito de las medidas tomadas por Maduro.

No hay necesidad de salir corriendo a hacer una cola. Sepan ustedes de ahora en adelante, en Venezuela va a haber precios justos; la especulación va a ser derrotada, la burguesía va a tener que cesar en sus acciones de robo al pueblo, agregó.

Asimismo, aseguró que los empleados de las empresas fiscalizadas “deben tener absoluta tranquilidad; más bien, ahora más que nunca su puesto de trabajo está garantizado”.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.