Periódico de Sancti Spíritus

Venezuela: Maduro defiende justeza y legalidad de ajuste de precios

Maduro negó que Venezuela vaya hacia una situación de quiebra y escasez.El presidente venezolano, Nicolás Maduro, afirmó este lunes que la ofensiva fiscalizadora emprendida por su Gobierno en las últimas semanas ha establecido precios justos, en base a la ley y al cálculo económico.

Desde el Palacio de Miraflores, sede del Ejecutivo en esta capital, el mandatario aseguró que esta medida respeta los márgenes de ganancia y tiene en cuenta la reposición de capitales en cada uno de los establecimientos intervenidos.

Maduro admitió que él y su equipo no esperaban encontrar precios abultados a tal punto en el ámbito económico venezolano.

Sin embargo, el gobernante se mostró optimista luego de haber puesto en práctica un primer paquete de providencias económicas y de aprobar tres decretos (sobre precios y ganancias; comercio exterior, y arrendamiento de locales comerciales) por vía de una Ley Habilitante que le otorga poderes especiales para legislar en esta materia.

Negó el dignatario que Venezuela vaya hacia una situación de quiebra y escasez, tal como se vaticina desde algunos sectores políticos y económicos.

Aseguró, en cambio, que lo que viene es el reverdecimiento económico, basado -insistió- en precios justos y ganancias razonables.

El jefe de Estado recordó que en esta fecha, pero 11 años antes, se inició en esta nación un paro económico indefinido, el cual fue atizado por la derecha (patronal) venezolana contra el Gobierno del fallecido líder Hugo Chávez.

Sostuvo entonces que quienes impulsan ahora la llamada guerra económica son los mismos actores desestabilizadores de aquel diciembre de 2002.

En tal sentido, Maduro identificó a la opositora Coordinadora Democrática -de la cual señaló como heredera a la actual Mesa de la Unidad Democrática- y a entidades como la Federación Venezolana de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción y el Consejo Nacional del Comercio y los Servicios.

Aseveró que aquel constituyó “el sabotaje económico y petrolero más destructivo” de la historia de Venezuela, unos 20 mil millones de dólares en pérdidas totales.

Pero -indicó-, la arremetida sirvió para fortalecer la conciencia del pueblo venezolano e impulsar la transformación social en este país sudamericano.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.