Venezuela: Una vez más se estrellan las fuerzas reaccionarias

Los repetidos intentos por dañar al Gobierno bolivariano con la campaña mediática de mentiras y calumnias están fracasando y, además, haciendo el ridículo.

Ha pasado más de una semana desde que el diario español El País publicó una foto apócrifa del Presidente venezolano Hugo Chávez supuestamente en estado de coma, y todavía la gente se está riendo de ese mayúsculo dislate, mientras no pocos reaccionan con indignación, unos porque sienten que intentaron tomarles el pelo, y otros por la falta de respeto y sensibilidad humana ante un dirigente excepcional: Chávez, y un país heroico: Venezuela.

Lo cierto es que, en su afán por dar el “palo” periodístico con la citada instantánea, El País, al parecer recibió gato por liebre al pagar dicen que 30 000 dólares por ese bulo, que presentaba a un individuo ligeramente parecido al Presidente bolivariano, en un estado crítico, lo cual se aviene perfectamente con el perfil amarillista del diario hispano y de sus dueños del Grupo PRISA.

Hoy está claro que se dieron demasiada prisa en su intento por dar el golpe propagandístico y que, cual boomerang, el estacazo volvió al punto de partida, cuando en lugar de ganar notoriedad positiva traducible en mayores ganancias, tuvieron que incurrir en gastos adicionales retirando apresuradamente la foto de marras de su sitio digital y corriendo por todas partes para sustituir la errónea edición impresa por otra enmendada.

Como decía mi abuela Leandra Martínez: “La mala idea contra una puya”. Un personaje célebre que ahora no acude a mi memoria dejó para la posteridad una frase lapidaria que se aviene perfectamente a lo ocurrido con El País, y es la siguiente: “Nada hay más destructivo que el ridículo”, y es que, en lo adelante, además de reírse de él o abominarlo, tampoco le creerán, y ello, para un órgano de prensa

resulta, más que funesto, destructivo.

Eso, en lo que toca a El País, que creyó tirarle una granada a Chávez y su revolución bolivariana, y lo que en realidad tiraron fue la espoleta de seguridad… quedándose con la letal bomba de mano en la diestra, que resultó siniestra…

Ellos, El País y el grupo PRISA dieron sin proponérselo carácter de vaticinio cumplido a las palabras de la socióloga venezolana y miembro del Observatorio de Medios, Mariclem Stelling, quien a inicios de enero había señalado que no pocos medios de prensa privados y redes sociales construyen la noticia a partir de los intereses económicos y políticos a los cuales responden.

La socióloga enfatizó que fuerzas políticas nacionales e internacionales “utilizan la enfermedad del Presidente Hugo Chávez para tratar de sacarlo del rol político, partiendo de que ven la noticia como una mercancía” y Chávez y Venezuela se venden bien, arguyó. Ahora estamos viendo las consecuencias de esa “línea editorial”.

Pero también se cumple otro planteamiento de la Spelling, y es que, una vez pasado el período de elecciones, la oposición, que fue a ellas reunida en torno a la llamada Mesa de la Unidad Democrática (MUD), luego se fragmenta en seudopartidos y grupos dispares y dispersos, y es lo que tenemos hoy, pero siempre con un denominador común: el odio al chavismo y a su obra innegable.

El problema es que esa obra va ganando cada día más adeptos en un país que ha entregado cientos de miles de nuevas viviendas a los más pobres y damnificados por desastres naturales, que ha reducido los índices de pobreza y de pobreza extrema entre un 20 y un 30 por ciento en la última década, y el de desempleo a menos de un 7, mientras la economía creció 5.2 por ciento en el 2012.

Mienten, inventan y calumnian la oligarquía y sus alabarderos internos y externos, porque saben que el pueblo de Bolívar ha recuperado la soberanía política junto con la propiedad de sus recursos naturales, que ha restituido el orgullo patrio, y desarrolla una obra colosal en los campos de la salud, la educación, la cultura, el deporte y las ciencias.

En lo político y social, esa oligarquía retrógrada como la que más, cansada de perder batallas en todos los terrenos, siente que el tiempo se le acaba y por ello ve su única esperanza en la enfermedad del Presidente para, por encima de la legalidad y la moral, hacerse con el poder que no merece y que el pueblo le ha negado siempre en las calles y a boca de urna.

One comment

  1. Los des honesto y desleales llamase des informadores mediatico gusanos anti-cubanos la intrigosa y fracazada oposicion anti-venezolana siempre cargan con la mala suerte por mentirosos e incapaces por tener mentes morvosas con malos sentimientos e ideas pues asi mismo se han violado quedando deshorado definitivamente en todo el mundo pues trataron buscar la fama heroicidad y el patriotismo pero estas viltudes no van con los delincuentes que son los medios des-informativos y sus secuases por crear sus escalofriantes falsas en contra del COMANDANTE PRESIDENTE HUGO CHAVEZ FRIAS el cual diariamente sigue subiendo y escalando la cuspide de la gloria y el honor. Mientras los des informativos mediatico los gusanos anti-cubanos de la ciudad bananera de miami y de europa y la desleal oposicion anti-venezolanos han baja al fondo de su propio infierno y al seol. Lazaro izquierdo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *