Acueducto de Jatibonico en espera

El acueducto de Jatibonico contribuirá a mantener la buena salud de los habitantes de la localidad. La obra constituye un proyecto entre Recursos Hidráulicos y la Agencia Española de Colaboración Internacional para el Desarrollo.

El acueducto de Jatibonico, un proyecto de colaboración que se reinició el pasado año, actualmente se encuentra en espera de la importación de equipos constructivos especializados, cuya entrada está prevista para los próximos meses en aras de continuar la construcción de la segunda etapa, planificada para junio según el cronograma de la obra.

La subdelegación de Inversiones de Recursos Hidráulicos en la provincia puntualizó que este año deben emplearse alrededor de 2 300 000 pesos para concluir otros 10 kilómetros de redes en la zona al norte de la carretera central, avanzar en la obra civil de la planta potabilizadora y adquirir el equipamiento de la misma.

En estos momentos, la brigada de la empresa de mantenimiento y rehabilitación de obras hidráulicas de Matanzas que acomete los trabajos se encuentra realizando pruebas y colocando metro-contadores en la zona ya terminada, donde habitan unos 4 000 pobladores de los barrios periféricos El tejar, El Chorrito y Los Colitos.

En cuanto a la rehabilitación de las calles afectadas por el proceso constructivo, los ejecutivos de Recursos Hidráulicos recordaron que en este tipo de labores siempre quedan dañadas las vías: “Disponemos de 400 toneladas de asfalto para arreglar las calles más afectadas cuando llegue el equipamiento y el resto vamos a mejorarlo con hormigón, siempre en coordinación con el Gobierno del territorio”.

El acueducto de Jatibonico, iniciado en el 2011, se desarrollará por etapas, siempre dependerá de la entrada anual de financiamiento y debe concluirse en los próximos años para beneficiar con el abasto de agua potable a cerca de 30 000 personas de esa localidad.

Con la reconstrucción la potabilizadora debe alcanzar una capacidad de bombeo cercana a los 300 litros por segundo de forma directa a las redes, con equipos de velocidad variable para entregar el líquido en dependencia de la demanda.

La construcción de este acueducto implica la instalación de unos 215 kilómetros de tuberías para conductoras, redes y acometidas de distintos diámetros. Además, se prevé la terminación de una conductora de 12 kilómetros desde la presa Lebrije como fuente de abasto.

La obra constituye un proyecto entre Recursos Hidráulicos y la Agencia Española de Colaboración Internacional para el Desarrollo, perteneciente al gobierno de esa nación ibérica, cuyo monto total supera los 21 597 000 pesos.

Se espera que una vez terminado, además de garantizar la calidad del agua suministrada, el acueducto permita evitar el empleo de los pozos siempre propensos a la contaminación y contribuya a mantener la buena salud de los habitantes de la comunidad, al desarrollo de la industria local y en general al auge económico y social del pueblo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.