Periódico de Sancti Spíritus

Comienza en Bolivia el XX Foro de Sao Paulo

El Foro de Sao Paulo fue fundado en la ciudad brasileña homónima en 1990.El evento que reúne a partidos y agrupaciones de la izquierda latinoamericana,  hará en Bolivia un balance de los gobiernos progresistas y de izquierda y de la contraofensiva imperial.

El Foro de Sao Paulo arranca este lunes en Bolivia y se extenderá durante cinco días con la participación de unos 180 delegados de América, el Caribe y Europa, informó este domingo una fuente ligada a la organización del evento.

“Este lunes comienza el Foro de Sao Paulo”, informó la dirigente cocalera Leonilda Zurita, secretaria de Relaciones Internacionales del gobernante Movimiento Al Socialismo (MAS), entrevistada por la red de medios gubernamentales.

El Foro de Sao Paulo, fundado en la ciudad brasileña homónima en 1990, reúne a partidos y agrupaciones de la izquierda latinoamericana y hará en Bolivia “un balance de los gobiernos progresistas y de izquierda y de la contraofensiva imperial”.

Zurita, cuyo partido apoya la organización de la reunión, detalló que el lunes “se inaugurará nuestra escuela de formación política del Foro Sao Paulo, bajo un programa especial”, con la presencia del presidente Evo Morales.

Además, el programa incluye encuentros de mujeres, jóvenes, afrodescendientes y congresistas de izquierda de la región.

Según información oficial, en ese encuentro internacional participarán representantes de al menos 180 partidos políticos de izquierda de Latinoamérica y el Caribe, además de invitados de Europa y otros continentes.

La lista oficial de participantes aún no se dio a conocer.

El Foro de Sao Paulo, desde su fundación a propuesta del Partido de los Trabajadores, entonces liderado por el expresidente brasileño Luiz Inácio Lula Da Silva, se ha desarrollado anteriormente en México, Managua, La Habana, Montevideo, San Salvador, Porto Alegre, Ciudad de Guatemala, Quito, San Pablo, San Salvador, Montevideo, Buenos Aires y Caracas.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.