Cooperativa jatiboniquense cambia su panorama productivo

El otorgamiento de terrenos en usufructo ha propiciado el aumento de la producción en la cooperativa jatiboniquense Amado Sánchez

El punto de frío favoreció también la producción de lechera.

Mucho ha cambiado el panorama productivo en la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Amado Sánchez Utrera, de Jatibonico, tras la entrega de tierra en usufructo a través del Decreto-Ley No. 259 —reemplazado después por el Decreto-Ley No. 300—, pues esa inyección de hombres y áreas revolucionó los aportes alimentarios, sobre todo de leche y cultivos varios.

Creada hace apenas una década, la CCS exhibe resultados que parecían reservados solo para cooperativas más establecidas; sin embargo, reúne méritos a considerar: declarada recientemente de Referencia en el movimiento de la Agricultura Urbana y Suburbana, mejor CCS en el aporte cañero dentro del municipio en la última zafra, nunca ha reportado pérdidas económicas y, de acuerdo con miembros de la junta directiva, en ese colectivo está el mejor operario de los puntos de leche refrigerados instalados en la provincia, Jorge Luis Plasencia Rodríguez.

NUEVOS USUFRUCTUARIOS

La aplicación del ya abolido Decreto-Ley No. 259 deparó a la cooperativa un singular impacto, visible en la incorporación de 52 productores y cerca de 200 hectáreas, el 80 por ciento de ellas en función de la rama ganadera, manifiesta a Escambray Gustavo Fariñas Valdivia, presidente de la CCS, cuyos terrenos se asientan al sureste de Jatibonico.

Tal incorporación de brazos y suelos —apunta Fariñas Valdivia— ha permitido a la CCS aumentar la producción de leche en unos 350 000 litros y que más de la mitad de los aportes de cultivos varios descansen en las tierras en usufructo.

“Desde el 2007 la cooperativa siempre ha cumplido el plan de entrega de leche y tenemos buen comportamiento en renglones como maíz, frijol y tomate, aunque debemos decir que a título individual algunos campesinos incumplen sus compromisos, algo que tenemos superar”, refiere el presidente.

La salud económica de la entidad descansa en el contrato, no solo para buscar el cumplimiento productivo, sino considerándolo un instrumento esencial a la hora de asumir el trabajo colectivo e individual, asegura Magdalena González Pérez, al frente de la actividad.

A fin de encarar el escenario agrícola actual, matizado, entre otros riesgos, por la variabilidad climática, la CCS tiene en la aplicación del Seguro Agropecuario un camino a desbrozar, como quiera que esa protección financiera cubre únicamente los cultivos de caña y tomate, mas el hecho de contar ya a escala interna con una representante de la actividad presupone en lo adelante mayor penetración de las pólizas.

FRÍO PARA LA LECHE

Con el 61 por ciento del área —579 hectáreas— dedicada a la ganadería, no sorprende que la leche figure como el renglón líder de la cooperativa. A ello contribuyó el montaje desde el 2010 de un punto con dos termos para refrigerar el alimento.

Según Rolando Rodríguez, delegado de la Agricultura en el municipio, Jatibonico fue reconocido en el primer semestre del año como el territorio de mejor calidad en la leche enviada a la industria láctea y subraya que en ese resultado tiene un aporte importante la CCS Amado Sánchez.

“Desde que está el termo mejoró mucho la calidad, los productores se acoplaron a los controles del punto, a los horarios y prácticamente no se echa a perder nada”, refiere Orlando Romero, otro operario del termo refrigerado.

“Antes la recogida era un problema, el carro no tenía una hora fija, todo eso cambió y esto nos da mucha seguridad. Nací para ser ganadero, cuido los animales, los pastoreo, estoy a varios kilómetros del punto y entrego más de 70 litros de leche diarios”, expresa Julio César Plasencia.

Pese al predominio de la ganadería y a que solo el 15 por ciento del terreno cultivable dispone de riego de agua, los más de 150 asociados a la cooperativa asumen otros compromisos productivos y demuestran vocación e interés para hacer parir la tierra

“Estoy en todo”, señala el campesino Teodolo Escobio para ilustrar la integralidad de su finca, al tiempo que enumera los renglones principales, entre ellos el plan anual de 7 000 litros de leche, la ceba de toros, los aportes de frijol, maíz y otros cultivos.

“Ahora trabajo en un proyecto para sembrar maíz y usarlo como forraje en los animales, pero si de una dificultad pudiera hablarse es de la compra del ganado al campesino; ese proceso en Jatibonico nos crea problemas, lleva muchos pasos y se debe evitar que los que producimos perdamos tiempo”, asevera el cooperativista.

One comment

  1. Elvia Rodríguez Hernández

    Mis saludos camarada Camellón que alegría saber de mi provincia y de mi pueblo por ustedes, desde la República Bolivariana de Venezuela le envió mis mas cordiales saludos. Y nuestros campesinos son de los mejores del mundo disciplinados y productivos por eso nuestro país a dictado tantas normas legales para su beneficio y del pueblo en general desde la primera Ley de Reforma Agraria hasta el Decreto Ley 300. Hasta la victoria siempre.

    Saludos .

    Elvia.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.