Desabastecimiento de productos de aseo en Cuba es cíclico

En los primeros meses del año productos como el desodorante, el papel sanitario estuvieron fuera del mercado casi en su totalidad. El desabastecimiento de ciertos productos de aseo y limpieza comercializados en la red de tiendas recaudadoras de divisas y los mercados artesanales industriales (MAI) se ha convertido en un fenómeno cíclico.

En los primeros meses del año productos como el desodorante, el papel sanitario estuvieron fuera del mercado casi en su totalidad. Ya en estos momentos han logrado “estabilizarse”, pero otros no han corrido la misma suerte: colonias, talcos, máquinas de afeitar, quita esmaltes, desengrasantes, desincrustantes, salfumán y lejías de cloro…

Según Geanny Bello Campo, director general de la Unión Suchel, el año 2013 fue muy complejo para la industria ligera, por la poca disponibilidad de financiamiento para cumplir algunos renglones concebidos en el último trimestre.

Añade que recortes financieros limitaron la compra de materias primas y por consiguiente, las producciones. Los compromisos correspondientes al 2014 están muy por debajo de lo hecho durante el calendario anterior, subrayó.

Partiendo de un plan men­­guado desde su concepción, se trató de cubrir los productos liberados con destino al Ministerio de Co­mercio Interior (MINCIN). En ese sentido, “las 17 mil toneladas de jabón de lavar, las 18 mil 876 de tocador y las 9 mil 595 de detergente líquido comprometidas para este año son similares a las del 2013, y se han estado cumpliendo las entregas. Solo la pasta dental experimentó una ligera disminución”, afirmó Bello Cam­po.

¿Dónde estuvieron las afectaciones entonces? “En los surtidos dirigidos a las tiendas recaudadoras de divisas. Intentamos mantener en niveles similares al 2013 el champú, crema dental, jabón y desodorante, explica el especialista. Sin embargo, hubo una disminución drástica en determinadas líneas como la perfumería familiar y selectiva, las cremas de afeitar, productos para el tratamiento del cabello, protectores solares…

Para ofrecer una idea más exacta de la disminución, el directivo expuso algunas estadísticas: de las 362 mil unidades de talco fabricadas en el 2013, hoy solo es posible hacer el 16%, responsabilidad compartida por las entidades Suchel Camacho y Suchel Jovel, ubicadas en La Habana y Matanzas, respectivamente.

Asimismo la producción de colonias (perfumería familiar) decreció notablemente. Del millón 557 mil unidades hechas en el 2013 por Suchel Regalo, apenas pudo comprometerse con un 44 % para este periodo. En tanto Suchel Camacho de los cuatro millones 381 mil 600 unidades correspondientes al año anterior, solo incorporó un exiguo 35 % para el 2014.

Teniendo en cuenta estos números, resulta difícil predecir alguna recuperación para este semestre.

No obstante, el plan del 2015 contempla —a juicio de Bello Campo— incrementos significativos.

Granma también comenta que el MINCIN necesitó en el 2014 del Grupo Empresarial de la Industria Química (GEIQ) unos 8 millones 720 mil 879 litros de lejía de cloro, pero solo pudo contratar el 29% de ese volumen. Asimismo solicitó unos 4 millones 556 mil 473 litros de salfumán y apenas le respaldaron el 7%, comentó Marlen Noval Rivas, directora comercial del Grupo Comercializador de Productos Industriales del MINCIN.

Lissette Alonso, vicepresidenta del GEIQ, alude a la imposibilidad de la industria de ampliar las coberturas debido al deterioro tecnológico de la Empresa Electroquímica de Sagua, única de su tipo, con más de 30 años de explotación.

(Lea el artículo completo de Yudy Castro Morales, del diario Granma)

2 comentarios

  1. Y con el apoyo de la aduana pues será mayor el déficit.

  2. Y asi quiere limitarle lo que le llevamos a familiares y amigos.el gobierno se porta como el perro del hortelano..Lo publicaran.??Quizas pero depues de la 5 cuando la gente no tiene acceso a la intranet de los centros de trabajo

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.