Destaca embajador holandés oportunidades de negocios con Cuba

El señor Braakhuis se mostró optimista acerca de las oportunidades para los dos países. Entrevistado por Escambray, el excelentísimo señor Norbert W.M. Braakhuis, de visita en Sancti Spíritus, se pronunció contra el bloqueo de Estados Unidos hacia Cuba.

En un español bastante fluido y con la experiencia de haber trabajado durante cuatro años en la hermana Bolivia, y muchos más en África, el excelentísimo señor Norbert W. M. Braakhuis, embajador del Reino de los Países Bajos en Cuba, quien visita la provincia de Sancti Spíritus, se mostró convencido de que estamos en un momento singularmente propicio para ampliar la colaboración económica y los negocios entre ambos países.

Acerca de cómo aprecia esas oportunidades, el distinguido diplomático señaló que ha llegado a ese criterio partiendo de las potencialidades cubanas, la experiencia y el potencial industrial y tecnológico de Holanda. En este sentido apuntó: “Holanda es un país bien desarrollado a través de la educación, a través de la intervención del estado y del dinamismo de los sectores económicos, y podemos decir que no solamente somos un país agrícola.

“En este momento —dijo— solo un aproximado del 2 por ciento de la población vive de la actividad agropecuaria, pero el impacto están en la industria agrícola, no solamente por los productos, sino también por la transformación y procesamiento industrial.

“Estamos hablando de algo así como 100 000 millones de euros de exportación por año. Lo que hace que, en relación con nuestra población —de 17 millones de habitantes—, seamos el primer país en exportación agrícola en el mundo, y eso en un territorio de apenas 8 000 kilómetros cuadrados. Por tanto, podemos decir que tenemos una experiencia enorme en este campo y también en el de las semillas selectas, biogenética, gestión de empresas, etc., y podemos colaborar y hacer negocios mutuamente ventajosos con otros.

¿Y en lo que a Cuba respecta?

“Cuba tiene una economía eminentemente rural y como nosotros tenemos experiencia, es lógico que busquemos cómo acercarnos a la productividad y la producción aquí. Nos parece una contradicción que Cuba, con la potencialidad agrícola que tiene, pese a las condiciones climáticas a veces adversas, sea importador neto y no exportador neto de productos del agro.

“Por tanto, creemos que existen grandes oportunidades para nuestro país y estamos hablando con varias empresas holandesas, pero no nos referimos únicamente de la agricultura, sino también a los posibles lazos en la investigación agrícola y el financiamiento para potenciar la producción de estos renglones”.

En estas perspectivas, ¿cómo pudiera afectar el bloqueo?

“Desde el comienzo del bloqueo, en el año 61 nos hemos opuesto a eso con el voto de Europa y en particular en las Naciones Unidas. A nosotros nos parece que el bloqueo, aunque sea un asunto bilateral entre Cuba y los Estados Unidos, es algo erróneo.

“Lo hemos dicho y nos parece injustificado en este contexto donde estamos sufriendo multas basadas en el principio de extraterritorialidad que no reconocemos en Europa, y se han votado reglamentos europeos que rechazan la Ley Helms-Burton y la extraterritorialidad. Entidades holandesas han sufrido multas que resultan totalmente desproporcionadas e injustificadas”.

¿Qué puede decir acerca de las leyes antídoto que dijeron aprobar en su momento algunas naciones de Europa?   

“Tenemos una política oficial en la Unión Europea desde 1996, en contra de la aplicación del principio de la extraterritorialidad. Queremos buscar una solución a esta anomalía que neutralice el impacto negativo sobre los intereses holandeses y europeos en nuestras relaciones con terceros, como es el caso de Cuba. Nosotros somos claros en eso.

“Para nosotros lo más importante es cómo liberar la energía productiva y cuales son los mejores métodos para hacerlo. Creo que la dinámica del sector privado tiene un papel importante en los planes de desarrollo de este país y en el crecimiento de su economía. Es un sector que tiene su propia dinámica y requiere una rapidez de repuesta en cuando a la demanda popular.

“En Cuba el potencial de crecimiento se basa en el sector rural, porque el potencial utilizado, comparado con el existente, es mínimo todavía y el país está en condiciones de sustituir totalmente la importación de alimentos, salvo aquellos que por razones climáticas no se puedan producir aquí”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.