Dúo cubano Buena Fe le baja la “fiebre” a los intolerantes de Miami

Buena Fe durante el concierto en Miami.El concierto de Buena Fe tuvo lugar este jueves en el Dade County Auditorium y tal y como estaba previsto los sectores más reaccionarios de Miami organizaron un acto de repudio contra los músicos.

Tal y como estaba anunciado ayer tuvo lugar en Miami el concierto de Buena Fe en el Dade County Auditorium de esa ciudad, y tal y como estaba previsto los sectores más reaccionarios de esa comunidad organizaron un acto de repudio contra los músicos a quienes acusan de comunistas por haber cantado el pasado 12 de agosto en una actividad en celebración del Día mundial de la juventud y en vísperas de un cumpleaños más del Comandante Fidel Castro.

Los protestantes quienes en un inicio trataron, nada menos en nombre de la libertad, de impedir que la presentación de los cubanos de realizara tuvieron que conformarse con reunir frente  al Dade County Auditorium a unos quinientos partidarios, según los medios de prensa una manifestación como “hacía años no se veía en Miami”.

La protesta, vigilada por 50 agentes de la policía, algunos de ellos encubiertos, contó con la presencia del alcalde de Miami Tomás Regalado quien ante las cámaras de la televisión culpó al gobierno de Estados Unidos por permitir que los músicos cubanos se presentaran en esa ciudad.

“Washington da las visas y se lava las manos y entonces las municipalidades como nosotros tenemos que asumir esta responsabilidad”, dijo Regalado al canal 41 de televisión.

El alcalde, uno de los partidarios de impedir el concierto de Buena Fe, declaró al Diario Las Américas:  “No me cuestiono la decisión que haya tomado el Condado, sí me cuestiono que se le otorguen visas a personas que tiene una posición altamente política y vienen a EEUU bajo una cobertura cultural”.

“Parece que el Gobierno cubano con estas provocaciones le está poniendo el termómetro al exilio. Aquí podrán ver que todavía tenemos fiebre”, agregó.

La campaña desatada durante semanas por los medios de prensa de esa ciudad no impidió que  los  jóvenes de esa ciudad acudieran a ver a los músicos cubanos quienes se presentaron en Miami junto al trovador Frank Delgado.

Interrogados por la prensa local a la entrada del concierto calificaron la manifestación como un bobería de gente que por lo visto no tiene nada mejor que hacer y se declararon en contra de la politiquería.

Una pareja de extranjeros que acudieron a escuchar a Buena Fe definieron a los manifestantes como intolerantes. “Eso es algo que nunca se ha visto en Costa Rica”, dijo una mujer al canal 41.

No obstante importantes columnistas de la prensa local calificaron el concierto como un éxito. No  por los valores artísticos de los músicos cubanos sino porque entre los manifestantes no se vio a los miembros de la organización Vigilia mambisa quienes días antes habían afirmado que acudirían al Dade County Auditorium para “explotar” los discos de los artistas cubanos.

El periodista de El Nuevo Herald Alejandro Armengol calificó, en el programa televisivo El Espejo, la presentación de Buena Fe como una victoria del exilio en primer lugar porque en la tierra de la “libertad” y la “democracia” se había permitido que Buena Fe cantara y en segundo porque el acto de repudio en su contra había trascurrido sin botellazos.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.