Ecuador y Cuba refuerzan cooperación en áreas de salud pública

Cuba y Ecuador mantienen un amplio programa de cooperación bilateralEcuador y Cuba reforzaron la cooperación bilateral en áreas de salud pública con la firma de varios convenios, entre ellos la contratación de 200 médicos de familia.

Los acuerdos fueron rubricados en Quito por la ministra ecuatoriana de Salud, Carina Vance, y el embajador de La Habana, Jorge Rodríguez.

Estamos muy contentos de poder dar continuidad, y de profundizar la cooperación con Cuba en el sector de la Salud, aseguró Vance a Prensa Latina.

De acuerdo con la funcionaria, el gobierno cubano es el que más coopera con Ecuador en esos temas.

A partir de la firma de los convenios se prevé que 200 especialistas cubanos en medicina general integral comiencen trabajar en las próximas semanas en diferentes lugares de la geografía ecuatoriana.

Los médicos de familia, de los que según anunció el presidente Rafael Correa en septiembre pasado Ecuador necesita un millar, conjugarán la atención a la población con la docencia, pues dedicarán parte de su tiempo a formar a los galenos ecuatorianos en esa especialidad, agregó Vance.

El jefe de la Misión Médica cubana en Ecuador, Jorge Jiménez, confirmó, por su parte, que se contempla además la llegada de 57 fisiatras y 15 licenciados en tecnología de la salud, al tiempo que se renovaron los acuerdos de cooperación ya existentes en materias de trasplantología y oncología.

Los tres hospitales oftalmológicos que desde 2006 funcionaban en las ciudades de Latacunga, Machala y Ballenita bajo la égida de las alcaldías, pasarán a ser administrados por el ministerio ecuatoriano de Salud.

En esos centros, que forman parte de la Operación Milagro que impulsaron los presidentes de Venezuela y Cuba, Hugo Chávez y Fidel Castro, respectivamente, 10 años atrás, han recuperado la visión decenas de miles de ecuatorianos con la ayuda de los 43 especialistas cubanos que laboran allí.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.