El bloqueo también afecta a la actividad ferroviaria en Sancti Spíritus

El combate diario es en el taller de locomotoras del “Melanio Hernández” (foto: Vicente Brito)Los daños de la guerra económica que mantienen los EE.UU. contra Cuba son injustos, anti éticos y violan las leyes internacionales

En medio de la feroz guerra económica contra Cuba, ¿cómo es que logra moverse el sector ferroviario, que tantos y tan costosos recursos requiere?

A menudo escuchamos quejas acerca del funcionamiento de los servicios de transportación de pasajeros por ferrocarril, que en la provincia de Sancti Spíritus implica el movimiento de más de 80 000 personas al año como promedio. Sin embargo, factores subjetivos aparte, pocos conocen los esfuerzos que requiere mantener funcionando los trenes y coche- motores, afectados por carencias de todo tipo a causa del bloqueo.

Para realizar cualquier tipo de valoración objetiva hay que tener también en cuenta las 450 000 toneladas de caña y las cerca de 600 000 de cargas generales que se transportan por las vías férreas espirituanas cada 12 meses, para mantener la economía.

EL MURO A CADA INSTANTE

Casi 55 años chocando con el muro del bloqueo embota un tanto la percepción de su existencia omnipresente, pero está ahí acechando, tratando de trabar cada acción, cada aspecto de la labor de los ferrocarriles, como la de otros sectores de la vida en Cuba.

Wilfredo Palacios, director de la Unidad Básica de Ferrocarriles de Sancti Spíritus, refiere a Escambray las dificultades en la adquisición de tecnologías de punta para desarrollar el trabajo del ferrocarril, “entiéndase piezas para locomotoras y coches de viajeros; y en lo que atañe a las vías, partes y piezas para conexiones, los ‘cambiaderos’ de vías, las traviesas de los puentes, etc.

“Pero la cosa no termina ahí, apunta Palacios, porque también nos afecta la parte de las comunicaciones ya que tenemos problemas con equipos como tronkis, sin contar las carencias de útiles que requiere nuestro personal para desarrollar sus funciones. Y vale decir —subraya— que nuestro colectivo asciende a 631 trabajadores.

VISIÓN EN DOS TALLERES

Hanoi Gómez Nazco, jefe del taller de Zaza, señala que allí tienen que estar inventando a diario para resolver los problemas y que las máquinas, carros de carga y coches para pasajeros cumplan su función al servicio de la economía y la sociedad.

“Hemos adaptado cajas de velocidad mecánicas a los coches motores y ya hay cuatro equipos trabajando: uno en Fomento, dos en Jatibonico y uno que presta servicios de Taguasco a Sancti Spíritus, que ahora está con caja automática por una adaptación que le hicimos. Con lo poco que ha ido entrando se resuelven los problemas más acuciantes”,

Ejemplo señero de una innovación especialmente valiosa es la recuperación de las tapas de pistones de los motores para las locomotoras de tecnología soviética PM-6 y PM-8 —que cuestan 6 000 dólares en el mercado mundial y en el taller del central Melanio Hernández se rescatan a un costo de 900 pesos cubanos—, labor a cargo del veterano mecánico Joaquín Díaz.

COMBATE ENTRE RIELES

Si dura es la tarea con los medios rodantes de los ferrocarriles, los insumos y el aparato de apoyo, también lo es en lo que atañe al mantenimiento de la red ferroviaria en territorio espirituano.

Acerca del combate diario por mantener expeditos los caminos de hierro, nos hablan Norberto Antonio Zirio, jefe del Departamento de Producción de Vías, Obras y Construcción, en Sancti Spíritus, y Alexander Hernández Águila, jefe del Departamento de Mecanización de la citada entidad.

Zirio llama la atención sobre las dificultades para adquirir raíles, traviesas, largueros para conexiones y otros elementos que requiere su labor, “lo que ha provocado que el rango de celeridad por nuestras vías férreas se encuentre a menudo por debajo de la velocidad de diseño debido a la falta de recursos”.

“Por nuestra parte —replica Alexander—, yo le aseguro que el bloqueo nos toca a cada paso en la Mecanización, que incluye las máquinas que trabajan directamente vinculadas a las vías. El bloqueo nos está afectando en todo esto y en particular con los motores de vías —las llamadas chispitas— que antes se traían de la antigua URSS, y hoy no contamos con piezas para repararlas.

LOGROS A PESAR DE TODO

No obstante lo anterior, hay logros que contar y esa guerra económica, a pesar de su pérfido y lacerante acoso, no ha podido paralizar nuestros ferrocarriles que han recibido los recursos para rehabilitar equipos e ir mejorando las vías, empezando por la línea central, cuyo estado es bueno, al igual que las llamadas “vías azucareras”, vitales para realizar la zafra.

Entretanto, la gente se pregunta qué objetivo cumple el bloqueo, sobre todo porque hasta un niño sabe —y esto lo comenta Norberto Zirio— que por cuenta de ese tozudo cerco Cuba invierte mucho dinero en mercados lejanos para la adquisición de medios para su red ferroviaria.

2 comentarios

  1. El enmbargo esta muy mal

    Y que me dice del bloqueo ínterno a la iniciativa privada?

  2. Aristoteles Manani

    Ok, el embargo afecta MUCHISIMAS cosas en Cuba, pero de seguro no afecta la disponibilidad de piezas de repuesto de locomotoras sovieticas ni de aparatos de comunicacion de la extinta RDA.

    Con embargo, o sin embargo, una cosa es cierta, en USA no van a conseguir piezas de repuesto para las “chipistas” sovieticas, y mucho menos para las locomotoras Pm-6 y PM-8.

    Seamos realistas, y dejemos de justificar todo (hasta la falta de calabazas) con el embargo.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.