Elsa Ramos en el Salón de la Fama

SANCTI SPIRITUS, BEISBOL, SALON DE LA FAMA, CUBALa prestigiosa periodista espirituana integró el tribunal de 25 expertos que eligió los exaltados al Salón de la Fama del Béisbol Cubano

Acostumbrada a estar del lado de la cámara que interroga, Elsa Ramos no escapa de la ansiedad que sufren todos los entrevistados.

Como si la polémica fuera parte de su indumentaria diaria o pez pega que la persigue por doquier, la multipremiada periodista espirituana rehúye los elogios y asume con humildad los parabienes que la acechan gracias a su excelente desempeño en el gremio.

El más reciente de los agasajos llegó con el Coloquio para la refundación del Salón de la Fama del Béisbol Cubano, donde se unió a numerosas personalidades vinculadas al pasatiempo nacional que se dieron cita para hacer realidad el sueño de muchos entusiastas; “atrevidos que tuvieron que saltar todos los obstáculos que por demasiados años hicieron imposible este anhelo”, dice.

Escambray se acerca al tema que más suena en el ámbito beisbolero gracias a la voz autorizada de esta reportera.

¿Cómo valoras la experiencia de haber sido invitada al Coloquio para la refundación del Salón de la Fama?

Para mí fue algo muy importante. Desde fuera no tenía ni idea de la dimensión de ese acontecimiento. Había escuchado a Ian Padrón hablar sobre este proyecto en el programa Al duro y sin guante y me pareció que era una idea infértil, de hecho, yo se lo dije a ellos allí.

Pero no, me di cuenta de que existía un proceso de investigación muy serio sobre los hall de la fama en otros países y de los cubanos que han sido merecedores de este reconocimiento ya que, de hecho, esta selección distingue a los 68 peloteros que integraban el salón desde 1939. Además, existe la propuesta de crear un museo, que el béisbol de hoy no tiene, por lo que me percaté de que asistía a un suceso, en lo personal, muy gratificante.

Creo que se le debió dar más divulgación a este coloquio porque estuvimos presentes varios periodistas y las personas aún tienen dudas.

En el evento participaron personalidades relevantes como Félix Julio Alfonso, a quien yo respeto muchísimo por su condición de historiador, así como comentaristas, cronistas, estadísticos, periodistas… Debo decir que me vi como una extraña en medio de aquel grupo de personas, pero me sentí reconocida porque me invitaron, no a mí, sino al periódico Escambray, que es el órgano al que represento.

¿Qué significó haber sido la única mujer en integrar el tribunal de 25 expertos?

Yo no sabía que eso iba a ser así. El primer día nos dieron información acerca del salón, del porqué se hacía, de su importancia, que en mi opinión radica en rescatar la cara del béisbol cubano que se ha perdido un poco, esa historia que existe a pesar de estar un tanto desperdigada. Aprendí muchas cosas que desconocía conversando con los historiadores, me di cuenta de que la población cubana en general posee muchas lagunas.

En el coloquio había pocas mujeres, porque no somos tantas las que hablamos sobre deportes en Cuba, aunque ahora se ha desatado más la presencia femenina, y todo fue muy democrático, muy formal. Cuando leí la boleta con los candidatos a conformar el jurado, compuesta por 39 compañeros, me extrañó hallarme allí, no sabía que estaba en esa selección, ni tampoco que me habían tenido en cuenta, lo que para mí ya era un reconocimiento.

En ese momento me emocioné mucho, igual que al pronunciarse la frase: ya tenemos Salón de la Fama. Cuando al día siguiente se dieron a conocer los 25 nombres que fueron seleccionados entre todos los presentes y me vi entre tantos hombres… me sentí tan extraña como el primer día. Considero que es un reconocimiento para las mujeres cubanas y, aunque Ian Padrón me dijo que era la primera mujer en integrar un jurado, prefiero pensar que fue asunto del azar.

¿Qué criterios se manejaron a la hora de seleccionar los exaltados al Salón? ¿Cómo se llevó a cabo la votación?

Creo que se le debió dar más divulgación a este coloquio porque estuvimos presentes varios periodistas y las personas aún tienen dudas. Allí se dio a conocer un reglamento que establece las bases a seguir para seleccionar a los integrantes del Salón. Algunos de los elementos que se tienen en cuenta es que los peloteros hayan poseído una trayectoria trascendente, más de 10 series nacionales jugadas y cinco o más años de retiro. Uno de los puntos más importantes es que todos los cubanos que reúnan estas condiciones son elegibles, más allá de dónde estén. En el caso de que algún pelotero no haya llegado a las 10 series nacionales, como José Antonio Huelga, por ejemplo, se valoran los hechos relevantes; o sea, no estamos hablando de una sumatoria de números, sino de hazañas, de marcas significativas.

Yo voté por José Antonio Huelga y Antonio Muñoz, y no porque sea espirituana, sino porque pienso que tienen los méritos, aunque estoy totalmente de acuerdo con los cinco que salieron.

Se hizo una preselección muy amplia, pues existió un vacío de 54 años. Se adoptó la decisión, que me parece muy justa, de crear dos listas de 100 peloteros: una desde 1864 hasta 1961, y la otra desde 1962 hasta la actualidad. Hay nombres que confluyen como los de Lourdes Gourriel, Medina, Rolando Verde, Amado Zamora, Víctor Mesa… De esos 100, se les pidió a los expertos votar, de manera secreta, por un grupo de 10 finalistas para realizar entonces la elección definitiva de cinco por cada época. Fue un trabajo serio y muy transparente, porque incluso Ian Padrón, el coordinador de todo este movimiento, no permitía que se mirasen las planillas de los otros para evitar favoritismos, para no contaminar la decisión de nadie. Me satisfizo que tuviese esas características.

El resultado final de la votación no se supo hasta que fue anunciado oficialmente, momento que considero sublime porque se hizo frente al equipo Cuba que va para los Centroamericanos, en el terreno del Latinoamericano. Para hacerlo más emotivo aún, Omar Linares llegó por pura casualidad al estadio por la mañana y supo que era parte de los exaltados en el momento en que se mencionó su nombre. Todos sabemos que él no habla mucho pero se notaba que estaba emocionado y nos dirigió unas palabras que siempre quedarán en mi memoria.

¿Se puede saber por quiénes votaste?

(Risas) Puedo decirte que hubo coincidencias en Conrado Marrero y Omar Linares. Yo voté por José Antonio Huelga y Antonio Muñoz, y no porque sea espirituana, sino porque pienso que tienen los méritos, aunque estoy totalmente de acuerdo con los cinco que salieron. Estoy muy orgullosa de que Muñoz haya salido porque él es espirituano, y creo que nosotros, comenzando por la prensa, tenemos que defender ese criterio porque parte de su trayectoria la hizo en Sancti Spíritus; él participó en el único título que tiene la provincia y reconoce que es espirituano. El Hall de la Fama tiene un espirituano.

El reglamento es inclusivo y creo que eso dice a las claras la intención de exaltar a todos los cubanos que hayan dejado una marca, sin tener en cuenta su lugar de residencia.

¿Qué espirituanos consideras no deben faltar en la lista?

Además de Muñoz, hubo cuatro espirituanos en la lista de 100 después de 1961: Huelga, Modesto Verdura, Owen Blandino y Lourdes Gourriel. En el de antes de la Revolución estuvieron Octavio Rubert y Ramón “Lotario” Rodríguez, un fomentense. En la medida en que el tiempo avance, por supuesto, habrá más peloteros de la provincia. Es una lista a la que aspiran 20 000 peloteros cubanos.

Hay mucho revuelo con la ausencia de Antonio Pacheco. ¿Crees que su residencia actual haya influido en la decisión final?

No lo creo. Ya mencioné algunos nombres, pero hay otros que también están, como Orlando “El Duque” Hernández, Agustín Marquetti, Rolando Arrojo, y todos son elegibles. Pacheco está y obtuvo votos de los que nos encontrábamos allí. Lo que sucede es que son solo cinco. Ya le tocará su momento. El reglamento es inclusivo y creo que eso dice a las claras la intención de exaltar a todos los cubanos que hayan dejado una marca, sin tener en cuenta su lugar de residencia. Por supuesto, quedarán excluidos aquellos involucrados en delitos, en problemas de dopaje…

¿Qué consideras cómo lo más polémico del evento?

El de las inclusiones fue un elemento polémico. No hablamos de glorias. El Salón de la Fama está por encima de ellas. Esto es algo muy selecto. En todos los países en los que existe este tipo de instituciones la selección recae sobre un comité de expertos, o sea, no es masivo, no se cuenta con la afición en general para evitar los chovinismos.

El otro punto polémico recayó en el debate entre el Palmar de Junco y el sitio escogido como sede. Yo aplaudo la decisión del Centro Recreativo José Antonio Echeverría, antiguo Vedado Tennis Club. Tuvimos la oportunidad de visitarlo, tiene una historia fuerte que muchos desconocen. En el coloquio se reconoció al Palmar de Junco como el templo del béisbol que es, pero con el perdón de los matanceros, en estos años no cuidaron como debieron ese emblema local, y un museo es algo, para mí, más sublime. La Habana por ser la capital propiciará que más personas puedan visitarlo; además, tiene excelentes condiciones, es un lugar muy amplio, lleno de simbolismo, con una estructura bastante bien conservada.

¿Apuntes finales?

El tribunal del que formé parte se mantendrá dos años y luego se renovará, para evitar el estancamiento. Me parece una buena idea para que se incluyan a otros compañeros vinculados al deporte que no estuvieron ahora.

También se tomó el acuerdo de incentivar la creación de salones de la fama provinciales. Me parece que es un movimiento que debe prender porque, por ejemplo, Sancti Spíritus tiene para hacer un salón de la fama, como le sucede a otras provincias. Claro, no es una camisa de fuerza el exaltar todos los años. Tiene que haber figuras que de verdad lo merezcan.

Los historiadores se refirieron a que hay mucha historia regada, incluso en los municipios, y personas que tienen en sus hogares piezas que puedan tributar a estos museos. Yo misma conozco gente que en sus casas tienen bibliotecas de pelota, de recortes, de archivos, que no saben qué hacer con ellos.

Otro de los detalles memorables fue que se le propuso al Ministerio de Cultura que el béisbol sea declarado como Patrimonio Cultural de la Nación, propuesta que partió del Doctor Félix Julio Alfonso.

Además se acordó instituir el premio Martín Dihígo, que se le va a otorgar a personalidades, instituciones u organizaciones destacadas en el ámbito deportivo y que, muy merecidamente, el coloquio determinó entregar, en su primera edición, a Fidel.

Exaltados al Salón de la Fama

Período 1874-1961: Esteban Bellán, Camilo Pascual, Orestes Miñoso, Amado Maestri y Conrado Marrero

1962 a la actualidad: Omar Linares, Luis Giraldo Casanova, Orestes Kindelán, Braudilio Vinent y Antonio Muñoz

Tribunal de 25 expertos

Félix Julio Alfonso (historiador), Ismael Sené (historiador), Carlos del Pino (estadístico), Sigfredo Barros (periodista),Oscar Fernández (historiador),Yasel Porto (comentarista), Jesús Suárez Valmaña (periodista), Martín Socarrás (historiador), Juan Martínez de (historiador), Rolando Sánchez (historiador), Víctor Joaquín Ortega (periodista), Raiko Martín (periodista), Joel García (periodista), Ramón Rivera (comentarista), Benigno Daquinta (estadístico), Antonio Díaz Susavila (periodista), Elio Menéndez (periodista), Leonardo Padura (escritor), Arnelio Álvarez (estadístico), Reinier González (comentarista), José Antonio Fulgueiras (periodista), Elsa Ramos (periodista), Alfredo Santana (historiador), René Navarro (comentarista), Michel Contreras (periodista).

 

8 comentarios

  1. En el artículo se dice que nuestra querida Elsa fue la única mujer del tribunal o jurado que eligió a los exaltados. Mi pregunta: ¿entoces dejaron fuera a la “maestra” Julita Osendi?

  2. Estoy de acuerdocon todolo expresado, nos consideran que todos somos delcampo, pero hay una Realidad, la Capital no es Nueva York, donde esta elsalon de la fama , pero nadie que conoce un poco sabe que el lugar mas visitado en los Estados Unidos es Nueva York, es por eso que esta ahi el Salon de la Fama , asi mismo sucede con la Florida , y Tallahase es la Capital, pero lo que mas se Conoce de la Florida es Miami, asi son las cosas a veces de absurdas pero asi es que funciona , de todasformas la Capital no tiene , ni Tendra una Periodista de la Clase de Elsa Ramos , de Nuevo Felicidades

  3. lo que no entiendo mucho es como se otorgaran premios Martin Dihígo y el no esta entre los exaltados al salon de la fama con la tremenda histori que tien dentro del terreno y fuera de el con relacion al beisbol, lo mismo me pasa con Jose de la Carida Mendez y lo otro es que en todo el mundo se ha dicho de la Historia del Palmar de Junco, la conservacion del mismo no o entiendo mucho, todos los cubanos sabemos que en la gran mayoria de los centros deportivos de cuba han tenido poca conservacion incluso hoy en laactualidad se pueden ver Stadium hecho para los paramericanos del 91 como estan destruidos, el latino es la sede del beisbol en cuba y no le han cambiado las estructura del techo desde que se hizo, yo soy de la Habana al Jose Antonia Echeverría tambien hay que conservarlo mejor y hacerle bastante cosa y por la sede en la capital no me guío mucho, Washington es la Capital de EE:UU y en Nuva York es que esta el salon de la Fama.

    • Saludos , Martin Dihígo ya está en el SALON DE LA FAMA QUE EXISTIO EN CUBA ANTES DE 1961 Y DE HECHO AHORA LO QUESE HIZO FUE REFUNDAR EL SALON LO CUAL IMPLICA RECONOCER A Martin Dihígo y A TODOS LOS QUE YA ESTABAN DESDE ENTONCES

  4. Osquel Rodríguez

    Me siento orgulloso por la presencia de Elsa en este grupo de personalidades para seleccionar los jugadores del nuevo Salón de la Fama del Beisbol Cubano. Discrepo con Elsa sobre el tema del lugar del Salón, pues no cuidar (conservar) al Palmar de Junco poco o nada tienen que ver con la selección, los Habaneros tampoco conservaron el Museo Nacional del Deporte que se instaló en la Sala Polivalente de Plaza, y no por eso se lo darán a otra provincia. Por último rectificar que Leonardo Padura Fuentes es escritor y no historiador.

  5. Lázaro Izquierdo Martinez

    Tengo entendido qué el INDER y las organizaciones políticas y de masas conspiraron con sus indiferencias a enterrar al Palmar de junco para mi fue un acto deshonesto por eso el Palmar de junco lució obsoleto pero nadie se cuestionó ni pidió explicaciones cualquiera se vuelve cómplice de un crimen su le dá las espaldas a un herido sabiendo qué está de muerte en una forma muy sospechosa eso sucedió con el Palmar de junco y por desgracia conspiro también qué matanzas y todas las provincias el habanero las considera pueblos de campo.Lazaro Izquierdo Martínez

  6. Felicidades a Elsa, la periodista del pueblo, por su elección más que merecida. Sigue luchando por la pelota sin abandonar tus otros quehaceres que tanto el pueblo te agradece. Cuentas con nuestro apoyo para el Salón espirituano.

  7. Me siento muy contento ,aunque no soy espirituano ,pero antes de LA division politico administrativa soy de LA Antigua provincial de las villas , aguada de pasajeros ,por la inclusion de esa valiente mujer espirituana ,ojala existieran ,Una,o un periodista pot casa Una de las provincias que escribieran las verdades sin tapujos acerca Del reports que nos apasiona a muchos cubanos y que ocasiones un grupito no los quiere cambiar por el balompie ,sin menospreciar ESE gran deporte ,pero nuestro deporte national es LA pelota. Felicidades ELSA.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.