Empresa Electromecánica Escambray: entre eficiencia y transformaciones

electromecanica escambray, turismo, el pedrero, fomentoAunque la escasez de materias primas interrumpió el proceso de fabricación en los primeros meses, la Empresa Electromecánica Escambray estabilizó sus producciones. Para mantenerse a la vanguardia en la elaboración de artículos termoconformados, la unidad implementará reformas tecnológicas el próximo año

A inicios del 2014 más de un habitante de El Pedrero, en Fomento, pudo cuestionarse si la Empresa Electromecánica Escambray había sido trasladada al no advertir el sonido de sus máquinas engendrando vasos, platos, cubiertos, potes plásticos… Las incógnitas, sin embargo, quedaron despejadas cuando el sonido industrial invadió otra vez ese recodo bucólico.

Pese a que la materia prima quiso mellar la producción de la empresa, en el segundo semestre del año los trabajadores recuperaron el tiempo perdido, al punto de que actualmente cumplen su plan en valores, si bien no pueden hacerlo en unidades físicas. Paralelo al proceso productivo, aires de renovación pretenden elevar la calidad y la eficiencia en etapas venideras.

ELECTROMECÁNICA POR DENTRO

Al recorrer la entidad espirituana, resulta perceptible un ajetreo laboral, de lunes a lunes, las 24 horas del día, donde no existe sitio para el descanso. Tal vez la pieza clave para explicar el funcionamiento del engranaje productivo sea el esfuerzo mancomunado de los operarios, conscientes de los millones de dólares que ahorran al país por concepto de importación.

Desde hace aproximadamente dos años, Electromecánica Escambray dejó de producir una sola línea para ampliarse a las tres que actualmente desarrolla: inyección y FOAM, termoconformado y poliespuma. Según declara Pedro Pérez Cárdenas, director, “esta última resulta la de mayor vulnerabilidad, ya que los obreros no recibieron la capacitación requerida cuando empezó a incursionarse en esa área, a su vez una de las más complejas, pero ya hemos trazado estrategias para ello”.

La existencia de tres renglones productivos acarrea, además, un gasto mayor en cuanto a material de repuesto. Por eso una de las alternativas para contrarrestar la situación ha sido “nacionalizar algunas piezas. Es cierto que a veces no tienen la máxima calidad debido a la escasez de recursos en la industria cubana, pero son factibles. Tal es el caso de las cuchillas fabricadas en la empresa Héroes del 26 de Julio, en Holguín, que ahorran cerca de 6 000 dólares al país, y otras piezas hechas en Planta Mecánica, en Villa Clara”, refiere el ejecutivo.

Durante los primeros meses del año la empresa enfrentó una situación compleja. Inconvenientes asociados a la falta de polietileno y polipropileno, entre otras materias primas procedentes de México y Colombia, provocó atraso y bajo aprovechamiento del tiempo laboral.

Sin embargo, a partir del segundo semestre “se han estabilizado los niveles de producción dentro de lo posible. De hecho, implantamos el récord de lograr 32 millones de unidades físicas en un mes” —apunta Héctor Rodríguez González, director técnico-productivo—. Dichos resultados beneficiaron, por ejemplo, al Ministerio de la Industria Alimentaria, con la entrega de modalidades de potes y envases para espaguetis y helados, así como al Ministerio del Turismo (Mintur), cuya demanda hoy se ve satisfecha al ciento por ciento en cuanto a la gama de vasos —de siete, ocho y 12 onzas—, platos, charolas, cuchillos y tenedores con vistas a la temporada alta. Sin embargo, al cierre del año no podremos cumplir nuestro plan en unidades físicas”, agregó Rodríguez González.

A su vez Noel Reyes Fundora, director de Mercadotecnia y Desarrollo, comenta que la llegada de recursos garantiza la materia prima para el primer trimestre del 2015, lo cual permitirá cumplir los planes a partir de enero.

PERSPECTIVAS DE DESARROLLO

El empeño de los obreros por mantener los indicadores de eficiencia y calidad debe acompañarse de un respaldo técnico adecuado. De ahí que para el venidero año los directivos de la Empresa Electromecánica Escambray contemplen alternativas para mejorar cada línea de producción.

Así, la de inyección recibirá una inversión de cerca de 300 000 dólares por mediación del Mintur, en una máquina nueva y dos moldes —— para cuchillos y tenedores— encaminados a elevar el acabado de tales artículos. “Eso lo vamos a ejecutar de forma práctica en el primer cuatrimestre —informó Pedro Pérez Cárdenas— Pretendemos trasladar esa línea a otro local para mayor comodidad. También tenemos previsto que estas producciones puedan agruparse en paquetes de 20 a 25 unidades y comercializarlas en las tiendas recaudadoras de divisas. Cuando concluyan las reformas, el sistema quedará con tecnología del primer mundo”, señaló.

Por su parte,  el área de termoconformado pondrá a funcionar tres máquinas más, para un total de ocho, a finales de abril o principios de mayo próximos, gracias a un contrato con China, cuyo monto sobrepasa los 50 000 dólares.

El renglón de la poliespuma constituye el de mayor impulso con la compra de seis moldes, con cinco juegos de repuesto, cuyo presupuesto sobrepasa los 100 000 pesos, pues “hoy la fábrica no cuenta con moldes de medida estándar, lo cual nos dificulta la venta en el mercado. Estamos buscando otros instrumentos que necesitamos, como flujómetros, para evitar posibles accidentes laborales porque este proceso es muy complicado y riesgoso”, comenta el director.

Inmersos en reordenamientos internos, Electromecánica Escambray amplía, a su vez, los horizontes en el universo del marketing en aras de atraer a futuros interesados en contratar sus servicios e incrementar las ofertas en el mercado con el objetivo de sustituir completamente las importaciones.

Tales ansias de progreso se perciben al recorrer sus áreas y ver a los obreros delante de las máquinas, empaquetando vasos o despegando tenedores. Entonces no resulta raro la particular definición dada por el líder de la entidad: “Esto aquí es la columna de Elpidio Valdés: pa´lante con las producciones y al machete con las ilegalidades. Solo así lograremos avanzar”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.