En tiempos de cambios, balance indispensable para la UJC

A la UJC, este proceso está llamado a aportarle valiosas herramientas y mejores posibilidades para el trabajo.El balance de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), a punto ya de comenzar, dará amplias posibilidades de participar a todos, militantes y no militantes.
Del proceso, que acontecerá a partir del próximo septiembre y hasta abril de 2015, Yuniasky Crespo Baquero, primera secretaria de la vanguardia política de las nuevas generaciones de cubanos y también miembro del Comité Central del Partido y del Consejo de Estado declaró a la AIN que definitivamente, será un balance de toda la juventud cubana.
A la UJC, este proceso está llamado a aportarle valiosas herramientas y mejores posibilidades para el trabajo con todo el universo de jóvenes, en especial los que no están en sus filas, pero a quienes tiene la misión, el compromiso y el reto de llegar, sumar, atender y representar, reflexionó.
Significó que en la preparación y realización de este balance -lo mismo en las bases, que a nivel municipal o por provincias- habrá tiempo y espacio para escuchar sus inquietudes, valoraciones y sugerencias; saber qué piensan y esperan de la organización, cómo la ven desde “fuera”.
Pero, como todo diálogo, será también ocasión perfecta para hablarles y multiplicar su voluntad de hacer, el compromiso de defender y continuar esta obra inmensa que es la Revolución, y la convicción de que todos somos Cuba y que, como nunca, la Patria necesita hoy de sus jóvenes, añadió.
Es una “conexión necesaria”, que ya durante estos meses de verano logramos en no pocos barrios y comunidades -con el concurso de los Comités de Defensa de la Revolución y la Federación de Mujeres Cubanas-, y en algunos colectivos laborales, sobre todo los de producción continua, explicó.
Y esto fue apenas un anticipo, algo así como un ejercicio de calentamiento, pero lo grande, el grueso del trabajo, está por comenzar, puntualizó Crespo Baquero, y recordó que para la organización representa el primer balance en los últimos cinco años, desde la celebración de su IX Congreso, en 2009.
Mucho ha sucedido desde entonces, y el proceso permitirá evaluar cuanto hemos estado haciendo -en cumplimiento de los acuerdos del VI Congreso del Partido y su Primera Conferencia Nacional- en aras de perfeccionar el quehacer de la UJC y acercar esa vanguardia al resto de los jóvenes, para que todos se sientan representados y partícipes, enfatizó.
Vale destacar que en los últimos dos años, la organización política aprobó nuevos Estatutos y Reglamento y emprendió otras transformaciones hacia dentro, en su labor con ese amplio universo de casi cinco millones de niños, adolescentes y jóvenes, y la atención a sus organizaciones y movimientos.
En tal sentido, consideró el balance vía de retroalimentación y comprobación, para medir qué ha dado y qué no ha dado los frutos esperados, cuánto más hace falta cambiar o continuar transformando y consolidando, sobre todo en las bases, centro y destino principal de todo este empeño renovador.
Un afán, del cual este proceso constituirá ejemplo, señaló la Primera Secretaria de la UJC, y entre las novedades mencionó que los no militantes participarán en la selección de quienes dirigirán las organizaciones de base, que sus criterios y hasta propuestas, contarán para la aprobación de las candidaturas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.