Especialistas cubanos debaten en La Habana sobre programa de pie diabético

Más de 81 000 pacientes de 20 naciones se han beneficiado con el tratamiento cubano. Los especialistas cubanos se reúnen  para conocer el comportamiento del programa nacional de pie diabético y el uso de Heberprot-P.

Unos 200 especialistas cubanos se reúnen en La Habana para realizar una actualización sobre el comportamiento del programa nacional de pie diabético, con el uso de Heberprot-P, en el país y el resto del mundo.

El Ministerio de Salud Pública (Minsap), en colaboración con el Centro de Ingeniería Genética y Biotecnología (CIGB), promueven este evento cada año para compartir experiencias, señala una nota enviada a Prensa Latina.

La reunión permitirá también efectuar un balance de los principales indicadores del programa.

El Heberprot-P, un novedoso producto desarrollado por el CIGB, es considerado la única alternativa para prevenir la amputación de las extremidades en diabéticos con úlceras graves de miembros inferiores.

El liofilizado, cuyo principio activo es el factor de crecimiento humano recombinante, se aplica de manera inyectable por vía intra y perilesional, y muestra elevada eficacia como cicatrizante de úlceras rebeldes que constituían una necesidad médica insatisfecha.

La terapia ha revolucionado el paradigma en el manejo de esta afección, que conllevaba de manera irreversible a la amputación.

Sin embargo, el compuesto, registrado en la isla en 2006, no reemplaza las terapias convencionales, sino que complementa el manejo del paciente con úlceras del pie diabético. Esto constituye uno de los factores claves en el tratamiento, que ha beneficiado a unos 81 mil pacientes de 20 naciones.

En Cuba, son cerca de 31 mil las personas con úlceras tratadas, disminuyendo en ellos el riesgo relativo de amputación en cerca de un 78 por ciento, un resultado realmente único que continua optimizándose.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.