Falso techo: arte yayabero en Augustusburg

Manipulación digital de Claudia Torres.Nuevamente los integrantes del proyecto Utopía: un paso adelante han unido fuerzas e intelecto, esta vez para llevar a tierras alemanas parte del talento creador que actualmente atesora nuestra ciudad.

Gracias al trabajo mancomunado de los artistas de la plástica Julio Neira Milián (Cuba) y Rolf Büttner (Alemania), la Galería de la Torre en el Castillo de Augustusburg, en Oederan, acoge por estos días la exposición colectiva Falso techo, integrada por obras de 11 creadores yayaberos interesados en abordar la simulación como estrategia discursiva afín al arte contemporáneo.

En esta muestra podemos distinguir dos caminos estéticos fundamentales: por un lado, la tendencia post-mínimal, con trabajos donde la forma se supedita a la idea y se procura transmitir la mayor cantidad de información empleando el mínimo de recursos. Así, un elemento gráfico propio de las historietas como son los globos de diálogo, esta vez elaborados en tres dimensiones por Darel Martínez, aluden a la necesidad de crear espacios donde cada quien exprese lo que sienta o desee.

Mientras, el lúdico diálogo entre dos amantes que ofrece Darián Vidarte, amén de quebrar las fronteras entre arte y literatura, nos hace pensar en las dinámicas internas del proceso de creación y la responsabilidad real que tiene el creador al concebir la obra, pues el saldo simbólico de su pieza no se obtiene sin la participación intelectual del público.

La idea del arte reflexionando sobre sí mismo, o del arte como texto susceptible a la decodificación, son los motivos principales de los lienzos calados de Nosley Expósito, quien transforma sus obras en un verdadero ejercicio lingüístico, y de los ready made bidimensionales de Mayday Machado, interesada en potenciar las texturas propias de una pelota de basquetbol o una página impresa en alfabeto Braille, cuyas superficies pueden convertirse en tacos de grabado una vez son vistas y empleadas desde otra perspectiva. Por su parte, Alexander Hernández Chang y Ángel Luis Méndez Montagne también se hacen eco de esta relación entre vida y creación al intervenir objetos cotidianos que nos hacen reflexionar sobre los procesos de conformación de la identidad, las estrategias de supervivencia del cubano y la importancia de esas micro-historias, ocultas o silenciadas, que podemos encontrar a nuestro alrededor.

El segundo camino está más interesado en la pintura y la fotografía, e incluye obras que van desde lo grotesco expresivo (Omar Fernández Galí), el abstraccionismo lírico (Luis García Horruitiner) y la manipulación digital (Claudia Torres y Yasmani Alpízar Fis), hasta los barrocos dibujos de Julio Neira, quien despliega su particularísimo acervo iconográfico en una serie de dibujos donde la insularidad, la construcción de los imaginarios personales, la religiosidad popular y la necesidad de expresión desempeñan un papel fundamental.

En un mundo sacudido por crisis económicas, guerras absurdas y derroches tecnológicos que disuelven las fronteras de la realidad y solo aumentan la incomunicación entre los seres humanos, una vez más el proyecto Utopía… hace del arte un cruce de caminos donde artífices cubanos y alemanes se dan la mano para dialogar sobre las problemáticas que hoy estremecen a nuestro planeta. Sirva esta exposición para estrechar con nuevos bríos estos lazos creativos, y esperemos futuras ediciones en Sancti Spíritus.

One comment

  1. espantapájaros

    ¿Cuál fue el concepto curatorial de esta muestra, si es que lo hubo?…
    ¿Estos son los mejores exponentes del arte moderno espirituano actual?…
    Acaso es otro viaje de turismo amparado en una fantasía cultural edulcorada… Ummm…

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.