Fiscalización contra la impunidad

La ONAT ha desplegado este año varias acciones de fiscalización, fundamentalmente sobre los contribuyentes de mayores ingresos.La ONAT ha desplegado este año varias acciones de fiscalización, fundamentalmente sobre los contribuyentes de mayores ingresos.

La Oficina Nacional de Administración Tributaria (ONAT) en la provincia ha fortalecido sus acciones de control fiscal durante el presente año, en particular sobre el segmento de los trabajadores por cuenta propia acogidos al régimen general —es decir, los de mayores ingresos—, entre quienes ha detectado cierta inclinación a “hacerse los suecos” con morosidad en los pagos, deudas y otros incumplimientos de distinta naturaleza.

“La oficina ha aplicado dos variantes de fiscalización: la intensiva y la extensiva. En esta última incluimos a todos los contribuyentes para determinar los morosos o deudores y los niveles de subdeclaración. Por ejemplo, en la campaña de declaración jurada detectamos 121 omisos y, excepto dos que quedan pendientes, el resto se multó con una cuantía de entre 200 y 400 pesos porque no podemos permitir la impunidad, todo el que debe declarar o tributar tiene que hacerlo”, comentó a Escambray Roberto Gutiérrez, director de la ONAT en el territorio.

Además, encontraron casi un 78 por ciento de subdeclaración entre los revisados, a quienes se les ofreció la oportunidad de rectificar —previa notificación con sus presuntos ingresos brutos obtenidos— y la inmensa mayoría aprovechó la oportunidad para corregir el desliz. Aquellos que no cambiaron su postura deberán pagar multas de 350 pesos. Aún se examinan más de 1 300 contribuyentes de Trinidad y Sancti Spíritus, municipios donde se concentran las mayores violaciones al fisco.

Los resultados del proceso fiscalizador se reflejan en el aumento considerable de los aportes tributarios al presupuesto del Estado: según los últimos cierres, en el 2014 se han recaudado 48 600 000 pesos en lo tocante a impuestos sobre los ingresos de las personas naturales, cifra que significa un sobrecumplimiento de lo previsto y un crecimiento de casi 12 millones de pesos con respecto a igual etapa del año anterior.

“No tuvimos ninguna reclamación de este proceso, lo cual evidencia que se aceptaron los criterios de la ONAT. Se realizaron determinaciones objetivas y escuchamos criterios. Por ejemplo, 280 cuentapropistas que se consideraron subdeclarantes no precisaron rectificar ni resultaron sancionados, en algunos casos porque sus ingresos estaban por debajo del salario medio de la provincia o por razones de enfermedad, ser ancianos, mantener bajos niveles de actividad o desfavorable ubicación geográfica”, argumentó Roberto.

Por otra parte, la oficina actuó sobre más del 80 por ciento de los incumplimientos de las obligaciones tributarias, es decir, en lo referido al pago de las cuotas mensuales de los trabajadores por cuenta propia, ya sean del régimen general o simplificado; y cuando se reiteró esta informalidad con las obligaciones tributarias la ONAT solicitó la baja de los contribuyentes en cuestión.

La fiscalización de los tributos se desarrolló igualmente de forma intensiva por grupos de especialistas en la materia, quienes actuaron con unas 970 acciones más profundas sobre los negocios de mayores entradas, gracias a las cuales muchos rectificaron sus declaraciones juradas y en general se recaudaron más de 644 000 pesos.

También se revisaron 111 actos de transmisión de la propiedad en actos de compraventa de viviendas y automóviles y en 16 se encontró que el valor referencial en la escritura pública se encontraba por debajo del valor real de la comercialización, lo cual reportó a las arcas públicas alrededor de 97 500 pesos.

En estos momentos, la ONAT mantiene sus acciones preventivas y de preparación de los contribuyentes para perfeccionar la cultura tributaria de la población, a la vez que se prepara para la campaña de declaración jurada y pago de tributos del próximo año, con el propósito de fiscalizar el universo de los contribuyentes inscritos y la aspiración de conseguir una mayor objetividad a la hora de realizar estos documentos y desembolsos.

One comment

  1. Es un momento tambien para que retoquen los compañeros que pertenecen al Fondo de Bienes Culturales, los cuales violan mas sus leyes que los propios trabajadores por cuenta propia que siempre tienen que pagar el fisco a la ONAT mes por mes y estos compañeros que pertenecen al fondo pagan lo que ellos estimen coveniente poniendo para el estado un precio por sus obras y las vende por encima un ejemplo es que dicen que una pintura lo vendio en 50 cuc y en realidad los venden en 200 cuc.Esos es tambien un robo

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.