Incrementará Sancti Spíritus producción de tabaco tapado

Una parte de las posturas se producirá en semilleros tecnificados. (foto: Oscar Alfonso Sosa)La demanda de capas para el torcido obliga a Sancti Spíritus a buscar incrementos productivos en esta modalidad de la cosecha

Cuando en octubre inicie la siembra de tabaco como paso esencial de la cosecha 2014-2015, en el paisaje de las áreas dedicadas al cultivo en la provincia se divisará un aumento de la técnica del tapado, estrategia que busca más calidad en la hoja de la capadura y mayor entrega a la industria torcedora nacional.

Sancti Spíritus retomó en la anterior campaña esa modalidad—utilizada en el territorio en otros tiempos— y plantó 20 hectáreas (ha); para la nueva contienda se planifica duplicar esa cifra y prevalece la intención de extender el cultivo tapado hasta las 60 ha ante el pedido del país de contar con mayores volúmenes de la materia prima.

Según representantes de la rama en la provincia, la mitad de ese propósito productivo recaerá en suelos de Cabaiguán, el principal municipio tabacalero del territorio y que cerró agosto con 29 ha contratadas para cultivar con esta técnica que, al decir de los entendidos en la actividad, no admite chapucerías.

Dado que el tabaco resulta un cultivo atado al clima, septiembre es idóneo para la creación de los semilleros con las variedades Habana 92 y Sancti Spíritus 96, bajo la particularidad de que crecen las áreas de posturas y también estarán más dispersas a fin de acortar las distancias en los traslados y así disminuir los gastos de combustible.

Osmel Pérez, director de la Empresa de Acopio y Beneficio de Tabaco, precisó a Escambray que la provincia tiene previsto sembrar más de 2 550 ha y acopiar 2 700 toneladas de la hoja. Actualmente, dijo, prosigue la contratación en busca de extender la plantación y tratar de cubrir unas 3 000 ha con vistas a aumentar los aportes a la economía.

“Fondo de tierra para tal propósito existe, se trata de incorporar suelos y productores; hasta ahora los recursos se comportan bien, hay más inversiones en riego para este año, por lo que se planifica sembrar en octubre todas las áreas de secano y el resto entre noviembre y diciembre”, explicó el directivo.

Agregó que la última campaña —a concluir en la primera decena de septiembre— se incumple en un nivel entre 70 y 80 toneladas, pero las 2 521 estimadas como producción final representan un crecimiento de alrededor de 40 toneladas en comparación con la precedente, resultado que mantiene la tendencia ascendente en el territorio, pues del 2011 a la fecha este sector ha crecido en 574 toneladas.

Garantizar en predios espirituanos la mayor parte de la madera—menos los horcones— requerida para la reparación y construcción de los aposentos, deviene una de las respuestas más importantes del sector tabacalero en el territorio espirituano.

 

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.