Invasión a Occidente: los sueños cumplidos de una gesta

El Titán Maceo cruzó la trocha de Júcaro a Morón y se unió con el Generalísimo Gómez en Las Villas.Aniversario 118 del fin de la gesta, considerada por especialistas de la época como el hecho militar más audaz del siglo.

Finales de 1895. Tiempos difíciles. Los sueños de independencia están cada vez más vivos. Máximo Gómez, Antonio Maceo. José Martí presente con una nube de ideas: únicas, efervescentes.

La Invasión a Occidente, el sueño de la República en Armas desde la Guerra de los Diez Años (1868-1878). El 22 de octubre las tropas cubanas inician la partida desde Mangos de Baraguá. Hay que revivir la historia inconclusa.

Ya Pepe Martí había establecido un antecedente con la Circular al Ejército Libertador el 14 de mayo. La espada que dejamos caer nosotros mismos debía volver a levantarse.

No bastaron 200 000 soldados españoles para frenar a cerca de 4 500 cubanos sedientos de libertad. Desde miles de kilómetros la geografía del archipiélago sirvió de base para más de 25 combates. La lucha llevaba en su vientre sangre independentista. El Titán Maceo cruzó la trocha de Júcaro a Morón y se unió con el Generalísimo Gómez en Las Villas. El Lazo de la Invasión fortaleció las maniobras hacia el oeste, el espacio que indicaba la capital y la inmediación de las enormes fuerzas ibéricas.

Pinar del Río. Había que llegar al extremo occidental. Con la estrategia de La Lanzadera y el propio ir y venir de las tropas cubanas el enemigo sintió la fuerza de la pericia criolla.

Amanecer del 22 de enero de 1896. Mantua pasó a los libros de guerra; en solo 92 días toda la isla estaba con los machetes en alto. Maceo procuró constancia escrita del suceso que hacía entrada a la Historia. Las hazañas y los hombres van de la mano: Cuba tiene en su haber el legado de patriotas que hicieron cumplir parte de sus sueños libertarios.

La autora es estudiante de Periodismo en la Universidad Central de Las Villas.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.