La consagración de Maikel

Maikel Zulueta (delante), Osvaldo Labrada, Reinier Torres y Jorge García ganaron el oro en el K4 a 1 000 metros en los XVI Juegos Panamericanos, de Guadalajara, 2011. Foto: ReutersEscambray rescata de sus archivos este diálogo con el kayacista Maikel Zulueta, quien falleciera recientemente en Sancti Spíritus

Colombia ya no parece un punto tan lejano en la mirada de Maikel Zulueta Arencibia. Ni soñar que pueda ser el sitio de su consagración. Demasiado cercano el día en que cambió el ring por el agua. Mas, las paletadas son cada vez más fuertes, más certeras, y sus 19 años se “bañan” de gloria. ¡Primer campeón centroamericano en la historia del  kayac espirituano! Llega la primera dorada, otra y otra… El chico tiene fuerzas para más.

“Estaba previsto que compitiera en las modalidades del 1 000, que es donde mejor me siento, pero el entrenador me dijo que hacía falta  hacer los 500 y, aunque era un día después de recorrer 3 000 metros, me sentía bien y accedí, además quería que mi compañero espirituano Ernesto Lázaro Delgado también tuviera su oro, por eso me sentí un poco triste con las de bronce.

“Mi pronóstico eran por lo menos dos de oro, la competencia era difícil, sobre todo con los venezolanos que nos ganaron en la Olimpíada del Deporte Cubano y fueron a la Copa del Mundo, incluso la prensa en Colombia nos metía miedo con eso, sólo dijimos: vamos a ver qué pasa, ganamos relativamente fácil”.
Es demasiado en su primer concurso internacional. Únicamente un cubano en toda la delegación a los Centroamericanos le supera en total de medallas: tres de oro, dos bronce. ¿Atrevimiento? ¿Talento? ¿Perseverancia? Todas a la vez. Arrojo es lo que le ha sobrado desde que con 16 años entró a la EIDE Lino Salabarría bajo las riendas de Hanser Espinosa para tejer una rica trayectoria: dos plata y un bronce en Juegos Escolares; cuatro doradas, dos plateadas y un bronce en Campeonatos Juveniles; dos oro en Campeonato Nacional de mayores, una plata y dos bronce en los Juegos del ALBA, cinco doradas en la III Olimpiada del Deporte Cubano.

MAIKEL ZULUETA, SANCTI SPIRITUS, CANOTAJE, CUBA

“Yo quería ser deportista, en la secundaria practicaba boxeo, pero para poder entrar a la EIDE lo hice en kayac con la intención de cambiarme, pero qué va, fui a un tope a Camagüey y cogí tercero, entonces tomé la decisión de mi vida: seré kayacista;  hay que remar muchísimo, hacer muchos kilómetros en la resistencia, pero eso se premia, ahora mismo ya me preparo para el pre-Panamericano para buscar un boleto e ir a Brasil en el 2007”.
El 2005 le dio la clarinada. El alto rendimiento le llamaba. ¿Tan rápido? ¿Y el asma? ¿Y aquellas crisis que amenazaron cortarle tempranamente la vida? Pero la premonición de Sergio Espinosa estaba por cumplirse: “Tú puedes llegar lejos”.

“Él estuvo conmigo desde el inicio, le sabe mucho a eso y me dijo: ‘¿Tú quieres subir al equipo nacional? Pues haz todo lo que te digo’. Y así fue, seguí al pie de la letra todo y en un año mejoré todas mis marcas, él fue el hombre que me preparaba el entrenamiento y Daikel Sanchidrien el que sudada conmigo desde la madrugada”.

La Güira es aún un hervidero. Reciente está la mañana del domingo que revolvió las emociones cuando Radio Rebelde dejó correr la noticia. La convocatoria fue espontánea. El chico que corrió sus años infantiles en medio del polvo y las piedras regresa con ribetes de héroe. Y en medio de ello, Carmen, la tejedora de todos los sueños de Maikel.

“No me esperaba ese recibimiento, uno se ve entre ellos tan normal, pero aquello fue grande, me recibieron en la calle, todos vinieron a saludarme. ¿Mi madre? Ella lo es todo, ha pasado mucho trabajo, pero me ha impulsado siempre, por eso le prometí un regalo por su cumpleaños el mismo día que competí. ¡Y no pude darle uno mejor!”.

(Publicado originalmente en 2006)

One comment

  1. esa noticia de la muerte de Maikel me ha dejado en una pieza, nosotros entrenamos juntos tres años en la coronela, yo fui el cuarto hueco del k4 q se corono oro en la tercera olimpiada del deporte cubano, a mil metros.
    ahora mismo estoy fuera de Cuba, pero mis sentimientos siguen aferrados a ella.
    lleguen a su mami, familiares y amigos, a nuestros compañeros de entrenamiento, que aunque deporte individual, eramos un gran equipo, mi mas sentido pesame, por Dios

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.