Periódico de Sancti Spíritus

La cremación no es excluyente

Cada día transcurrido desde la muerte de su hija, en la madrugada del pasado 30 de octubre, Marcia Correa le pide perdón. Sucede que no pudo cumplir con la voluntad expresa de la muchacha, de 25 años, tratada durante el último lustro en el Hospital Provincial de Villa Clara por una dolencia maligna que fue consumiendo su vida poco a poco.

“Pidió de manera insistente que la cremaran, eso se le comunicó a la funeraria de Fomento desde el propio reporte de la muerte, pero por desconocimiento del servicio en Comunales del municipio y de la provincia no pudimos cumplir su deseo”, escribe en una carta a esta columna, firmada también por su esposo Jorge Riverón.

La pareja, vecina de la calle Oreste García No. 6, en Agabama, se duele del deficiente servicio fúnebre, en el que hubo rechazo por parte del chofer del carro a la hora de disponer la travesía hasta el cementerio y tampoco lograron que se colocaran las 21 coronas encargadas. Según alegan, faltaba el cochero que debía trasladar las flores desde el jardín y solo se hicieron unas pocas ofrendas gracias al empeño de allegados que fueron hasta allí y ayudaron al jardinero.

Como en este episodio triste también los han acompañado gestos encomiables, los remitentes desean elogiar el cuidado, la limpieza y las atenciones en el cementerio local. La mayor gratitud, no obstante, dicen sentirla hacia el doctor Yunieski Malquiel Yero, quien de manera consagrada atendió a la enferma desde su condición de médico de familia, y hacia el enfermero intensivista Yordán Cabrera, vecino de la comunidad.

 

Contactada por Escambray, Leily Pentón Guevara, directora de Servicios Comunales en Fomento, adujo: “La coordinadora de turno les explicó que la provincia no prestaba ese servicio, que  de todos modos lo consultarían. Luego el administrador me llamó y yo contacté con Mayelín Borrego, subdirectora provincial, quien me corroboró lo mismo: Sancti Spíritus no tiene ese servicio contratado con ningún territorio vecino”, añadió.

Por su parte, Raúl Navarro, director provincial de Servicios Comunales, explicó: “No tenemos incinerador, el proyecto está aprobado para el 2015. Mientras tanto, no corre por parte de nosotros como entidad la responsabilidad para gestionar dicho servicio. A partir de ahora tendremos que revisar, ver si es un trámite que hacen los dolientes y si Villa Clara nos puede dar capacidades para la cremación. En este caso no se pudo hacer la gestión porque ya no había tiempo”.

Escambray contactó telefónicamente con Nilka Ramos Méndez, directora provincial de Servicios Comunales en Villa Clara, y con Arelys Rodríguez Fernández, administradora del Incinerador que desde el pasado mes de marzo funciona en la ciudad de Santa Clara. Ambas confirmaron que allí se atienden, además de los intereses locales, los de Cienfuegos y Sancti Spíritus.

“No se necesita contrato alguno, lo que sí resulta imprescindible es el reconocimiento del fallecido por parte de Medicina Legal. “Conocimos el caso de Agabama, porque vino una persona a indagar. A mi entender ahí hubo una falta de gestión muy grande, pues nadie llamó aquí para informarse”, declaró Nilka, quien ofreció los teléfonos del Incinerador para cualquier interesado: 22 8663 y 22 8664.

La administradora, por su parte, aclaró que a la hora de la gestión deben ser presentados el certificado de defunción y el carné de identidad del occiso y agregó: “La boleta de incineración la emite el Registro Civil del lugar en cuestión, aunque aquí hemos ayudado con este último trámite en situaciones de otras provincias donde se les ha dificultado”.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.