La médula de Escambray

Escambray sigue atento a su gente.Durante los 35 años que cumple este sábado, Escambray ha dado cobertura a principalísimos acontecimientos del territorio y ha llevado a sus páginas desde los más modestos hasta los más encumbrados protagonistas de la noticia.

 

El bautismo de un periódico

La cuerda locura

El suceso sale de casa y camina por las calles espirituanas el 4 de enero de 1979: ¡Arriba, compre Escambray aquí, fresquito, acabado de salir!, ¡Compre su primer número que anda “Detrás de lo mal hecho” y trae los seis récords del central Melanio Hernández por solo un medio”, ¡Vamos, que me quedan tres y se acaba Escambray!

Pero el periódico no se acaba. Periodistas, correctores, linotipistas, improvisados directivos se abrazan en un pacto cuya continuidad ha quedado asegurada hasta hoy, cuando a la vuelta de 35 años sigue pulsando la vida del territorio y un poco más allá, primero como diario y ahora como semanario para encontrarse con miles de lectores que lo critican, lo ignoran y también lo aplauden.

PÁGINAS DE PROMINENCIA Y ANONIMATO

Momentos de lujo ha reseñado desde sus páginas, como las memorias de la presencia de Fidel por estas tierras, que comienzan con el recuento de la fría madrugada del 6 de enero, la Caravana de la Libertad y aquella memorable frase: “Si las ciudades valen por lo que valen sus hijos, Sancti Spíritus no podía ser una ciudad más”.

Aunque se escapan detalles de su tránsito por estos lares, los pasos del Comandante en Jefe dejan no pocos rastros en el diario con sus elogios oportunos, indicaciones y críticas merecidas.

El 30 de junio de 1980 llega aquí para comprobar la marcha constructiva del Combinado de Pulpa y Papel de Jatibonico y el 26 de Julio de 1986 el diario recoge los mil y un detalles de su presencia en las celebraciones por el Día de la Rebeldía Nacional, cuando también deja inauguradas varias obras de trascendencia.

Fidel siempre regresa: en mayo de 1989 desanda varios municipios del territorio; apenas siete años después ya está de vuelta, en lo que algunos consideraron un desagravio por la reñida competencia para obtener la sede del 26 de Julio: “Sancti Spíritus no tuvo el 26, pero ha tenido el 28”; y en el 2002 participa en la Tribuna Abierta en la Plaza de Olivos II.

Otras visitas también prominentes ha reseñado Escambray en sus páginas: las de Raúl a Sancti Spíritus —incluido aquel 28 de octubre para inaugurar el conjunto monumentario en honor a Camilo Cienfuegos en Yaguajay—, de ministros y altos directivos, de embajadores amigos de Cuba.

A la par, ha desplegado el quehacer anónimo de los mejores hijos de esta región, desde el magisterio de Raúl Ferrer o Margarita Otero hasta las zafras con un solo brazo del emblemático Bartolo o las cosechas de Abundio Sánchez y Pedro cero por ciento.

DESAFÍOS DE LOS PRIMEROS TIEMPOS

Con tintes informativos o de opinión, a través de reportajes, entrevistas y crónicas, el periódico ha abordado las más diversas temáticas que hoy aparecen en sus páginas marcadas por la pátina del tiempo como la Revolución en Kampuchea y Nicaragua, la invasión a Granada, la agresión a Vietnam.

Titulares perpetuados para la historia, que ya se leen tan antiguos como la vida misma: las batallas por el sexto y el noveno grados, las marchas del pueblo combatiente en la década del 80, el nacimiento de las MTT, la epidemia de conjuntivitis hemorrágica.

Los corresponsales voluntarios hacen sus pininos desde los municipios mientras la voz de los lectores se mantiene a través de cartas que en ocasiones elogian, pero casi siempre denuncian.

Los años 80 traen la abundancia con récords productivos en el central Uruguay, la arrocera, la avicultura…; y la construcción de obras imprescindibles como el Hospital Provincial, la Planta Potabilizadora, la Facultad de Ciencias Médicas, la EIDE, una Sala Polivalente de lujo, el demorado hotel Ancón, el impulso a la Autopista Nacional durante la acción constructiva La Demajagua.

En julio de 1980 un hito simbólico sienta pautas por la unidad  contemporánea con la inauguración del conjunto escultórico de Serafín Sánchez, creado por Thelvia Marín, que escolta a la Plaza y a los espirituanos en sus principales celebraciones hasta hoy.

Mientras, la fábrica de cemento Siguaney se convierte en la primera en producir utilizando petróleo crudo en sus hornos, concluye la primera operación de corazón con latidos satisfactorios, regresan los combatientes internacionalistas de Angola.

Otra primicia: con amplio despliegue se anuncia la Declaración de Trinidad y su Valle de los Ingenios como Patrimonio Cultural de la Humanidad. A los reporteros no se les escapa una noticia. Por entonces, la crítica ocupa escaso espacio y el elogio se impone. Suceden amplias coberturas a las elecciones del Poder Popular. Se impone la paternidad de los suplementos Vitrales, para el mundo cultural, y El Arriero, destinado a los montañeses del Plan Turquino.

Paso de los años, los fundadores crecen en el oficio y entrelazan sus plumas con las del renuevo egresado de las aulas universitarias para hermanar generaciones que hasta esta mañana y para los amaneceres por venir crean a expensas del imaginario social y siempre en aras de preservar los anales de la identidad.

RETOS DE LA CONTINUIDAD Y LAS AGUAS

El calendario no se detiene y Escambray sigue atento a su gente, a las esencias, a pesar de la crisis económica que reduce las tiradas hasta una vez en la quincena por la carencia de papel. Cuando el combustible se convierte en quimera, el ahorro de energía se reitera, al igual que aquellas páginas dedicadas a los Consejos de Distribución de alimentos, imprescindibles ante la escasez.

Otras noticias compensan como el seguimiento a las bajas tasas de mortalidad infantil, la graduación de los primeros ingenieros agrónomos de la montaña, la multiplicación de los organopónicos y ferias de domingo, el renacer del trabajo por cuenta propia…

Y en medio de toda la estrechez de la década llega la renovación tecnológica del semanario: el ordenador sustituye las barras de plomo y el moderno sistema de impresión offset dice adiós a la rotativa de principios de siglo. Poco tiempo después, el rotativo adopta el formato tabloide con ocho páginas y el color rojo.

Escambray palpita, camina por las calles donde anuncia primero una convocatoria en la Plaza para guapear el 26 del 96 y después que la provincia resulta Destacada en esa emulación con resultados memorables. En el epílogo de la década se despliega el seguimiento a la visita del Papa Juan Pablo II y queda inaugurado Centro Visión Yayabo.

Pero la novedad de las imágenes no anula la palabra impresa. Entre las publicaciones más trascendentes aparecen el paso de múltiples eventos meteorológicos extremos, con su saga destructiva y de recuperación. Una curiosidad en el 2008 viene a completar este seguimiento cuando cuatro eventos de envergadura acechan o azotan a la región: la tormenta tropical Fay, los ciclones Gustav y Paloma, y el huracán Ike que deja su huella en miles de viviendas, daños en el Hospital Provincial y el servicio eléctrico, Tunas de Zaza y El Médano arrasados, graves afectaciones en Trinidad.

Entre tanto, el periódico no le pierde pie ni pisada a la presa Zaza, obra del siglo en estos paisajes y uno de los titulares recurrentes en sus páginas. Pero no solo este embalse hace la noticia.

En junio del 2002 el semanario reporta la pesadilla de la Lebrije, seis días de desvelo, movilización, solidaridad; un hecho sin precedentes en Cuba, cuando tuvieron que ser evacuadas unas 35 000 personas por el peligro de que se desbordara la presa de Jatibonico hasta que constructores y cientos de colaboradores lograron construirle una banqueta salvadora.

NOTICIAS PARA UN FINAL

Sin encandilarse por el presente, el periódico jamás ha volteado la página de la historia y ha mantenido el seguimiento a estos temas, con particular énfasis en los hechos acaecidos aquí, la herencia de la familia Sánchez Valdivia, el legado de los internacionalistas, la resistencia al bandidismo, la llegada a Santa Clara en 1997 de los restos del Che y sus compañeros de batalla.

Centenares de páginas ha dedicado el órgano de prensa también a la Cultura como conquista y enriquecimiento espiritual: la Ópera Nacional de Cuba actúa por primera vez en las montañas del Escambray, Julio Yanes obtiene el premio La Rosa Blanca, Muere a los 64 años el pintor primitivo Juan Andrés Rodríguez (El Monje), Distinción por la Cultura Nacional al escultor Julio Neira…

En las planas deportivas protagonizan titulares hijos de esta tierra como Aurelia Pentón; Sancti Spíritus campeón nacional de softbol por primera vez; el vallista Emilio Valle se titula en el Mundial Juvenil; Lourdes Gourriel decide con un jonrón y es bautizado como el Héroe de Parma; Leyanet González despunta en la gimnástica; Yoelbi, título en atletismo; y en 1979 la noticia que no hemos conseguido repetir a pesar del seguimiento a los Gallos, la provincia conquista el podio como campeona de la pelota cubana.

Entre tantos sucesos otro hecho que no puede pasar por alto. Una cobertura exclusiva, diferente, imprescindible en el calendario del periódico.  El 4 de noviembre de 2010 se instala el infierno en Mayábuna con la mayor tragedia en la historia de la provincia, cuando un avión de la línea cubana Aerocaribbean S.A. se precipitó a tierra en las proximidades de Guasimal con 68 personas a bordo.

Desde el sitio del desastre, y sin no pocos obstáculos, un equipo reporta la presencia de las autoridades y grupos de socorristas en el lugar; y la colaboración de los pobladores de las cercanías que cuentan sus vivencias: “Sentí como un trueno grande encima de mi cabeza”, “Vi una tempestad de humo y fuego en el marabuzal”, “Abrimos un camino para intentar ayudar”, “Eso fue grimoso”, “Sentíamos el olor a carne quemada”, “Encontré la maleta de un pasajero, su perfume, nada más”. Dramatismo. Ninguna muerte está escrita ni anunciada.

El tiempo vuela y el espacio apenas alcanza para trazos incompletos. Desde hace rato el semanario mantiene el privilegio de dos direcciones, a la postal en la calle Adolfo del Castillo suma la digital, desde donde ha conseguido miles de impactos en otras latitudes. Los tantos premios y reconocimientos conquistados no tachan sinsabores de algunas erratas publicadas, el comentario abortado, aquel tema peliagudo censurado. Por lo pronto, Escambray garantiza: el próximo sábado publicará otra vez la noticia.

4 comentarios

  1. Gracias a todos los que nos envían mensajes de felicitación.
    Al lector Toyo le hago una aclaración: no tenemos espacio con la denominación Acuse de recibo, así se llama la sección de correspondencia de Juventud Rebelde; la nuestra de correspondencia es Cartas de los lectores, que por cierto, existe casi desde la fundación de Escambray.
    Esa imprecisión y su afirmación de que el periódico no ha variado en contenido y es todo triunfalismo me hace pensar que no nos lee o dejó de leernos hace mucho tiempo, pues aunque una buena parte de los materiales contienen elogios, otra no despreciable refleja aristas negativas del acontecer socioeconómico espirituano que cualquier lector asiduo notaría rápidamente.
    De todos modos, gracias por sus consideraciones.

  2. para una pequeña provincia como SS, que poco a poco ha logrado crecimientos, en lo economico, social,tener una prensa escrita que refleje semanalmente su palpitar, es algo de lo cual los espirituanos debemos sentirnos orgullosos, con sus altas, con sus bajas, pero en fin, cada semana podemos estar al dia de lo que esta pasando, toda nuestra sociedad no anda perfectamente, no es solo Sancti Spiritus, pero en todas, se trabaja y se va enrumbando por nuevos caminos, y Escambray nos sigue ayudando para saber como vamos.

  3. Recuerdo perfectamente cuando dsalio el primer Escambray que se vendio en el estanquillo del parque(No existian vendedores callejeros, pues vender en las calles era ilegal)Le puedo asegurar que en este larguisimo trayecto muy poco ha cambiado en el contenido,su presentacion si ha mejorado muchisimo y esta a la altura de cualquier periodico provincial en el mundo.Si no fuera por su espacio “Acuse de recibo” y algunos articulos suyos y de otros periodistas,UD lee el primer ejemplar y el de hoy y encontrara muy poca diferencia en cuanto al triunfalismo,como si todo anduvo y anda perfectamente en mi querido terruño..

  4. Fabian Soris Angeri

    Muchas felicidades por sus 35 aniversario, exitos para su colectivo!!!!!

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.