Lista la provincia espirituana para enfrentar proceso de cambio de carné de identidad

A partir del segundo cuatrimestre del 2015 comenzará en la provincia la implementación del novel carné de identidad

carne de identidad, sancti spiritus

Aunque no será hasta mayo próximo que se prevé que los espirituanos puedan andar ya portando la novedosa tarjeta de policarbonato que servirá de identificación, desde ahora están garantizadas las condiciones tecnológicas y humanas para asumir tal proceso, según confirmaron a Escambray fuentes del Órgano de Trámites en el territorio.

“No es cambiar el carné por cambiarlo —aclaró el teniente coronel Guillermo López Pérez, jefe del mencionado Órgano—; va a ser paulatinamente. En un primer momento podrán solicitar el documento los jóvenes que arriben a los 16 años, aquellas personas a las que se les haya perdido o deteriorado el carné de identidad o quienes cambien de dirección”.

Tales prioridades se deben a que, aun cuando existe cierta disponibilidad de recursos, se estima que en un año el país solo podrá producir un millón de nuevos carnés, por lo que la adquisición del moderno formato será gradualmente.

“Por tal razón es preciso señalar que se mantiene la vigencia de los modelos anteriores, tanto el libro como la tarjeta plástica hasta tanto se logre que todos los ciudadanos tengan la nueva identificación. En la provincia solo se hará la digitalización de las fotos y de los datos biométricos requeridos, los cuales se enviarán al Centro de Personalización, Documentos, Identidad y Viajes, en La Habana, donde se elaborará el nuevo carné”, apuntó López Pérez.

Con un costo de 25 pesos en sellos de timbre los ciudadanos podrán obtener el documento, en el cual, según los expertos, descuellan no pocas ventajas: soporte físico más resistente y mayor confiabilidad y seguridad al poseer tramas de seguridad, impresiones invisibles, fotografía y firma impresas, imagen fantasma de la fotografía, microtextos y medidas de seguridad internas y externas.

No obstante, en un futuro se prevé —de acuerdo con las fuentes oficiales— la inclusión de otros elementos como datos de voz, iris ocular y ADN y hasta la posibilidad de que algunos trámites puedan realizarse por medio de este documento en lugar de las habituales certificaciones de nacimiento, para lo cual se trabaja de conjunto con el Ministerio de Justicia.

“Este carné —sostuvo López Pérez— facilitará la identificación plena de los ciudadanos, lo que redundará en un mayor control y ordenamiento de la sociedad. Además, también evita la suplantación de identidades”.

En cualquiera de las ocho oficinas de trámites existentes en la provincia se podrá solicitar dicha identificación, sin tener que ser, necesariamente, en el municipio de residencia, y en todas ellas se cuenta con un sistema automatizado para garantizar la calidad de las prestaciones.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.