Periódico de Sancti Spíritus

Messi y Romero salvan a Argentina, que avanza a próxima fase en Brasil 2014

Lionel Messi apareció para darle el triunfo 1-0 a Argentina sobre Irán.En la propia jornada del Mundial de Fútbol, Ghana le arrancó un empate a Alemania y Nigeria se impuso a Bosnia Herzegovina.El enano frotó la lámpara y pudimos ganar, es lo más importante, eso dijo Sergio Romero, el arquero de Argentina para referirse al gol de Lionel Messi que decretó este sábado el triunfo 1-0 de la Celeste y Blanca sobre el aguerrido Irán.

Y es que, como expresara el entrenador de los persas, el portugués Carlos Queiroz, “hoy, la única diferencia entre Irán y Argentina es que ellos tienen a Messi, es increíble lo que puede hacer”.

Los argentinos consiguieron así sus boletos a la ronda de octavos de final, al llegar a seis puntos en el grupo F, aunque de sobra estarán inconformes por el funcionamiento de la escuadra: errático, incoherente, por momentos desastroso, lento, huérfano de ideas en el centro del campo, y sobre todo “Messidependiente”.

Pese a ser unos de los equipos de mayor valor en la Copa, las ideas de Argentina no están claras, el entrenador Alejandro Sabella ha sido incapaz de lograr la cohesión entre las estrellas, y hoy, para colmo, dependieron de las paradas de Romero para sacar el resultado.

Romero hizo tres paradas de mérito para evitar sendos goles de Irán, que, si bien puso un autobús delante de su portería con dos líneas defensivas, logró acometer varios contragolpes electrizantes y letales, casi siempre finiquitados por sus mejores jugadores, los delanteros Reza Ghoochannejad y Ashkan Dejagah.

El partido, escenificado en el estadio Mineirao de Belo Horizonte, comenzó con el guión esperado, Argentina volcada al ataque e Irán enfrascado en defender el empate 0-0 con todos sus jugadores involucrados en labores de recuperación.

Los suramericanos tuvieron buenas ocasiones de abrir el marcador en el primer tiempo, pero Gonzalo Higuaín y Sergio Agüero fueron incapaces de superar al portero rival Alireza Haghighi. Por mucho el mejor jugador argentino en ese primer corte de la película fue Ángel Di María, pero, en general, fue decepcionante el equipo de Sabella.

En la segunda mitad, Irán tomó más riesgos y fabricó más contraataques, al aprovechar errores de los centrocampistas de Argentina y la alarmante lentitud de sus zagueros. Así, Irán estuvo a punto de abrir el marcador en el 51, cuando Ghoochannejad cabeceó un pase desde la derecha, pero Romero reaccionó con solidez. Luego, en el 65, Dejagah lanzó un obús que el meta albiceleste atajó como los grandes.

Argentina iba a menos y su hinchada ya daba el empate por bueno tras lo visto en Belo Horizonte, pero todavía debería sufrir otro poco.

La gran suerte era que Romero estaba en su día. En el 84, Irán montó un contragolpe de libro que terminó con disparo de Reza Ghoochannejad, antes de estrellarse contra el portero argentino.

Y entonces apareció Messi en el minuto 90 con 43 segundos para sepultar las esperanzas iraníes, con un gol desde fuera del área, que entró por toda la escuadra de la portería de Haghighi.

Ese gol otorgó al crack del FC Barcelona el nombramiento de Hombre del Partido y, lo más importante, permitió a Argentina evitar el ridículo, aunque Romero también tuvo gran protagonismo en esa embarazosa empresa.

Ahora, la Celeste y Blanco enfrentará a Nigeria en su próximo partido antes de afrontar la etapa de octavos de final, en la cual chocarán contra Suiza o Ecuador.

Sabella tiene mucho trabajo por delante porque Argentina cuenta con enormes jugadores pero practica un fútbol demasiado limitado, aunque tener a Messi ofrezca muchas ventajas.

Ghana sorprende pero Klose hace historia y salva a Alemania

Miroslav Klose anota gol y hace record de su marca personal de goles en Mundial, igualándola a la de Ronaldo.Ghana sorprendió este sábado a Alemania, estuvo a punto de asfixiarlo, pero apareció Miroslav Klose e hizo historia con su gol número 15 en Copas del Mundo de Fútbol para un emotivo empate 2-2.

Klose consiguió su decimoquinta anotación en la máxima lid del balompié para encaramarse en la cima junto con el brasileño Ronaldo Nazario de Lima, con la ventaja de poder superarlo en el resto del certamen Brasil 2014.

Las Estrellas Negras africanas salieron al estadio Castelao de esta hermosa ciudad con un planteamiento claro de apretar la marca en el medio campo, rotar bien la marca atrás y apostar a la velocidad en los contragolpes.

Alemania, que venía con la fama de un triunfo impecable ante Portugal 4-0, no cambió su alineación e incluso arriesgó al lesionado Mats Hummels para tratar de liquidar las acciones lo más rápido posible.

Empero, acusó lentitud en las acciones y la posesión del balón no le reportó dividendo alguno, mientras los ghaneses ponían en aprietos al arco de Manuel Neuer, sobre todo por los desbordes de Atsu por la derecha.

Los Boateng tampoco aportaron mucho y fueron sustituidos en el complementario. Jeróme, el defensor germano, apático, sin garra, y su hermano mayor Kevin Prince, por Ghana, apenas se sintió como volante de ataque. Ambos nacieron en Alemania.

No obstante el excesivo respeto de la Mannschaft por los africanos, el segundo período le dio un premio inmerecido, con un centro de Thomas Muller que remató como pudo Mario Goetze para el 1-0 a los 51 minutos.

Las Estrellas Negras no se amilanaron y acto seguido volvieron a presionar hasta el centro providencial de Harrison Afful que Andre Ayew se encargó de cabeza de anidar en las redes para la igualada.

No conformes y ante una Alemania desaliñada, a los 63 vino las ventaja de Ghana, por un error en la entrega de Lahm a Khedira que aprovechó Muntari con un pase largo a Asamoah Gyam para el 2-1.

Joachim Low apeló a dos cartas para tratar de revertir el resultado, Klose por el irregular Goetze y Bastian Schweinsteger en lugar de Sami Khedira. Ciertamente los teutones se sacudieron el letargo y enseguida fueron más decididos en el ataque.

Así a los 71, Klose refrendaba su categoría de goleador de olfato, al aguardar el cabezazo de Howedes tras un centro para apenas tocar el balón hacia la portería contraria. El 2-2, de todas formas, no ralentizó las acciones.

En todo caso, ni las arremetidas por las bandas de los ghaneses cuajaron, como tampoco la profundidad que finalmente alcanzaba Alemania con algunos momentos de mucho peligro salvados por la férrea marca de los contendientes.

Las Estrellas Negras necesitaban imperiosamente una victoria. El empate los deja relativamente con vida, en dependencia del resultado entre Portugal y Estados Unidos que chocan en Manaos mañana en el grupo G.

Alemania, que vino a Brasil como hambre, después de dos fallidos intentos que lo dejaron con sendos terceros lugares en su propia casa en 2006 y en Sudáfrica 2010, salió con mucho respeto por rival que inquietó varias veces.

Fue un primer tiempo de estudio inicial, con mayor posesión del balón de los teutones, pero muy poco incisivos en el ataque y bastante predecibles. Frente a la lentitud de los centroeuropeos, los africanos se animaron en los contragolpes.

Esporádicamente Ozil creaba peligro buscando siempre a Muller y Goetze. Sin embargo, no se concretaban siquiera amenazas serias al arco defendido por Dauda.

Los ghaneses no sólo se entusiasmaron al ver la efectividad del juego veloz con pases largos, sino que al final del primer parcial llegaron a poner a prueba a Neuer con un misil de Muntari a los 32, y otros disparos de Ayew y Gyam.

En total se hicieron 30 remates a puerta en el cotejo.

Ficha técnica del partido:

Alemania: Neuer, Howedes, Boateng, Hummels, Mertesacker; Khedira, Lahm; Kroos, Ã-zil, Götze; y Müller.

Ghana: Dauda; Harrison, Asamoah, Boye, Mensah; Rabiu, Muntari, Atsu; Prince Boateng, Andre Ayew y Gyan.

Árbitro: Sandro Ricci (BRA), que amonestó a Muntari.

Nigeria se suma a tren de clasificación

Nigeria llegó a cuatro puntos en este distrito y se ubicó en la segunda posición, solo por detrás de Argentina .En la Arena Pantanal de esta ciudad, Nigeria derrotó este sábado 1-0 a Bosnia-Herzegovina y quedó así a las puertas de la clasificación por el grupo F de la Copa Mundial de fútbol Brasil 2014.

Las Águilas Verdes nigerianas sentenciaron el partido en el minuto 29, por intermedio de Peter Odemwingie, quien coló su disparo por debajo de las piernas del arquero rival Asmir Begovic.

Por ocasiones y juego, el resultado puede calificarse de justo, pese al error de uno de los liniers, que anuló un gol legal del bosnio Edin Dseko, por considerar que estaba en fuera de juego.

Nigeria llegó a cuatro puntos en este distrito y se ubicó en la segunda posición, solo por detrás de Argentina (6), verdugo horas antes de Irán, por 1-0, con solitario gol de Lionel Messi en el minuto 91.

Bosnia, sin puntos aún, quedó eliminada de la Copa, aunque todavía deberá enfrentar a Irán (1) en la última ronda del grupo eliminatorio, un partido vital para los persas, pero de puro trámite para los balcánicos.

Los nigerianos, que habían empatado 0-0 ante Irán en su primer partido en la Copa, se las verán contra Argentina en su próxima salida para definir su situación de la cara a los octavos de final.



Escribe tu opinión:
Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.