Mi padre está preso por luchar por la libertad de Puerto Rico (+fotos)

Oscar López Rivera es considerado el Mandela puertorriqueño, aunque hace rato que rompió su récord de 27 años en prisión .Clarisa López Ramos, hija de Oscar López Rivera, quien refiere a Escambray vivencias de su vida, tan parecida a la de los familiares de nuestros Cinco Héroes

 

Clarisa López, una joven de 43 años que vino a Sancti Spíritus con la Brigada puertorriqueña de solidaridad con Cuba Juan Rius Rivera, no lo piensa dos veces al hablar sobre los motivos de la prisión de su padre, Oscar López Rivera, y la excesiva condena que lo encerró en 1980 y ha hecho de él, después de 33 años, el decano de los prisioneros políticos del mundo.

“Mi padre está preso por luchar contra el dominio de Estados Unidos sobre Puerto Rico, no está preso por asesinar a nadie ni por bombardear —como hace el sistema que lo martiriza—; está preso por luchar por la independencia de su país y tratar de dejarles a sus compatriotas un mundo mejor”, expresa sin rodeos.

La historia que cuenta esta activista se parece mucho a las que refieren los familiares de nuestros Cinco Héroes, pues su vida es una brega constante por la libertad de su padre y otros patriotas independentistas puertorriqueños que guardan o han sufrido encierro en cárceles norteamericanas.

Ella parte en principio de la injusticia cometida con Oscar, similar a la que encerró en 1998 a Fernando, Antonio, René, Gerardo y Ramón, los combatientes cubanos contra el terrorismo, y lo sustenta con un hecho, pues el cargo de conspiración sediciosa, creado por el Gobierno de los Estados Unidos en los años 50 del pasado siglo, por el cual juzgaron primero a Pedro Albizu Campos y otros nacionalistas borinqueños, resulta, cuando menos, arbitrario e injusto.

Baste decir, apunta Clarisa, que cuando ellos —el sistema judicial del Imperio— quieren reprimir o sacar a alguien de la circulación, aunque sea por una simple conversación entre correligionarios,  sencillamente le aplican este cargo y lo sancionan a penas que resultan totalmente desproporcionadas por un delito que, en la práctica, a veces ni existe.

“Fernando se ha unido con entusiasmo al llamado a la lucha por la liberación de mi papa”.

AUSENCIA QUE LACERA

Cuando Oscar López Rivera fue internado en 1980, Clarisa, su única hija, apenas contaba 10 años de existencia. Entonces la familia vivía en los Estados Unidos, donde ella nació, y ante aquella desgracia personal se vio obligada a regresar a Puerto Rico con su madre y establecerse en San Juan, la capital, aunque su padre es oriundo de San Sebastián, al oeste de la isla.

Crecer sin el cariño de su progenitor, enterrado en vida, sin poder contar con su apoyo, ha marcado a Clarisa como un hierro candente. Saber de su larga agonía en una especie de hueco, como lo sufrieron los Cinco cubanos, lacera, lastima, duele. “Papi estuvo ahí entre 1985 hasta 1998. Lo más difícil es que él tuvo que mantener la cordura mental en medio del aislamiento que sufría, porque por un período de 12 años no pudimos mantener ningún contacto físico con él. Lo veíamos, pero no lo podíamos tocar.

“Y hay que decir que ellos son especialistas en el martirio, porque tener durante tanto tiempo a un recluso sometido a un régimen de 23 horas y media al día encerrado en un espacio de 6 por 9 pies, donde no hay nadie más y donde todo es monocromático —generalmente de color gris claro—; es decir, su ropa, las paredes, el piso, ronda la aberración.

Aun así, Clarisa y los integrantes del movimiento que apoya a los independentistas presos han obtenido logros sustanciales, como el grupo que fue excarcelado en 1999, “uno de los más numerosos que hemos podido sacar de prisión. Ellos estuvieron presos 19 años y medio y algunos 20, y esperamos que también mi papá pueda regresar a la patria.

“Es una historia de mucho dolor, pero a la vez de mucho amor. Soy muy dichosa, tengo un padre excelente y estoy muy agradecida de la vida, pero también quiero disfrutar tiempo y espacio, verlo fuera de la cárcel”.

ENCUENTRO AFORTUNADO

Fue en 1998, el mismo año en que apresaron en Miami a los Cinco cubanos, que a Oscar López lo trasladaron para la prisión de Terre Haute, en el estado de Indiana. No podía sospechar entonces que a la vuelta de un tiempo tendría como compañero de celda nada menos que a Fernando González Llort, con quien compartiría el encierro por espacio de casi un lustro.

La presencia de Fernando junto a su padre debía tener —y tuvo— lógicas influencias en Clarisa y otros activistas borinqueños. Ahora no era solo Oscar López. En las conversaciones también salía a relucir el cubano. Sus casos son afines y cada vez más los unos conocían de los otros, y viceversa.

Las vicisitudes que afrontaron juntos y la comunión de ideas hicieron surgir entre ambos una amistad ejemplar, y ahora, al decir de Clarisa, “Fernando se ha unido con entusiasmo al llamado a la lucha por la liberación de mi papá y se ha convertido en Cuba en un activista por sus ideales y por los lazos de hermandad y amistad que se establecieron entre ellos.

Oscar López compartió el encierro con Fernando González Llort, por espacio de casi un lustro.

CUBA Y PUERTO RICO SON…

No era, por tanto, obra de la casualidad aquel encuentro en prisión del hijo de Cuba y el vástago de Borinquen. Los captores los internaron juntos porque los consideran presos políticos en igualdad de condiciones: caribeños, antiimperialistas, anticolonialistas…

¿Qué semejanzas aprecia Clarisa entre Cuba y Puerto Rico?

La gente, los campos, la tierra, pero sobre todo la gente. Esa camaradería, esa sensibilidad, ese deseo de continuar en el camino disfrutando de la libertad que tiene su país. Y en el caso de nosotros seguimos en la búsqueda de nuestra libertad.

¿Considerando lo dicho, puedes concretar similitudes entre el caso de los Cinco y el de los puertorriqueños presos?

Naturalmente, somos tan similares que cuando estuve aquí en septiembre tuve la oportunidad de compartir mucho con los familiares de los Cinco; las historias de las madres son las de mi abuela, que en paz descanse, porque ella no pudo ver a mi papá fuera de la cárcel, murió en el trayecto de Puerto Rico a los Estados Unidos, cuando intentaba visitarlo en prisión.

Esos cubanos y cubanas sufren como yo y mis compatriotas el aislamiento de la familia más cercana, ese martirio diario, ese no saber de tu deudo preso, ese ver crecer a tus hijos en su ausencia, el envejecer de tus padres, la posibilidad de que pierdas algún familiar en ese tiempo y no puedas ni despedirte de él, eso es lo que más te impacta, y es común a cubanos y puertorriqueños.

3 comentarios

  1. Jose M Lopez Sierra

    La Segunda Marcha Oscar – Mandela en Nueva York 2015

    Tendremos nuestra 2da Marcha Oscar – Mandela en Nueva York el lunes, 22 de junio de 2015. Empezaremos a marchar pacíficamente a las 9 AM desde Hunter College, en la calle 68 y Avenida Lexington, hasta la Calle 43. Haremos una izquierda para continuar marchando en dirección Este para llegar al parque Ralph Bunche (al otro lado de la Organización de Naciones Unidas).

    Allí, repartiremos hojas sueltas para orientar al público sobre nuestro prisionero político Oscar Lopez Rivera y la relación colonial ente el gobierno de Estados Unidos y Puerto Rico. Estaremos en el parque hasta las 5 PM.

    La mayoría de la gente no sabe que, todos los años, usualmente el lunes después del Día de los Padres, la Organización de Naciones Unidas (ONU) celebra una vista para discutir la descolonización de Puerto Rico. Los peticionarios usualmente se unen a nuestra protesta después que terminan sus ponencias.

    La ONU determinó en el 1960, que el colonialismo es un crimen en contra de la humanidad. Desde entonces, la ONU ha emitido 33 resoluciones pidiéndole al gobierno de Estados Unidos (EEUU) que descolonice inmediatamente a Puerto Rico. EEUU ha ignorado esta voluntad de la comunidad internacional. ¿Qué tipo de democracia es eso?

    El gobierno de Estados Unidos trata de mantener nuestra relación colonial la más secreta posible. Lo que nosotros estamos tratando de hacer es sacarla del closet. La ONU está en su tercera década tratando de erradicar el colonialismo del mundo. ¡Por favor, ayudemos!

    La mayoría de gente tampoco no sabe que el Gobierno de Estados Unidos le saca 14 veces más dinero de lo que invierte en Puerto Rico. ¡Pero, para eso son las colonias!

    Esta explotación salvaje le impide a Puerto Rico ofrecerle oportunidades a los puertorriqueños en Puerto Rico. Por eso es que tenemos más puertorriqueños afuera de su isla que adentro.

    Oscar López Rivera ha estado encarcelado por 34 años por su lucha para descolonizar a su país. Por ser un crimen (el colonialismo), la ley internacional le da a Oscar el derecho de usar todo los medios necesarios para descolonizar a su nación. Nelson Mandela estuvo 27 años encarcelado por hacer exactamente lo mismo que Oscar. Por eso decimos, ¡Oscar López Rivera es nuestro Nelson Mandela!

    Compañeros Unidos para la Descolonización de Puerto Rico invita al público a ser parte del tsunami de gente que será necesario para obligar al gobierno de Estados Unidos a excarcelar a Oscar y a descolonizar a Puerto Rico. ¡Nuestras protestas anuales son absolutamente necesarias porque, los que mantienen colonias no creen en la justicia para todos!

    José M López Sierra, http://www.TodosUnidosDescolonizarPR.blogspot.com
    787-429-1981

  2. Ojala’ los crimenes como este los perpetradores los pagan como se lo merecen. Lo mejor seria encarcerarlos a ellos y para siempre. El caso de Oscar, tanto como los cinco Cubanos, demuestra bien claramente cuanta “democracia” existe de verdad en el pais agresivo, arogante, imperialista del norte. Abrazos y calor de hermanos para la familia de Oscar. Todo el mundo ya sabe quienes son los gigantes verdaderos y quienes son criminales y cobardes.

  3. Lázaro Izquierdo Martinez

    Dolor qué se comparte aunque hago votos a Dios para qué este año reaccionen el mandatario norteamericano y salga del encasillamiento tiránico qué se a convertido por derecho propio pues no ha hecho lo qué se debe tener un premio Nobel de la Paz qué sea distinguido humanitariamente casi siempre se le.puede ver exhibiendo amplias sonrisas en sus andares pero le falta lo primordial qué es qué carece de humildad por lo causa dolor como se lo esta aplicando a la familia de este valioso independentista boricua qué pese a la adversidad del injusto encierro hasta el día de hoy esta recibiendo el apoyo incondicional y el más valioso de los respetos por ser el legitimo portavoz de una causa justa ojala qué la falta de comprensión del mandatario norteamericano llegue a su fin liberándole.Lázaro Izquierdo Martínez

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.