OEA: Latinoamérica y el Caribe cierran filas con Argentina

Latinoamérica y el Caribe respaldaron este lunes a Argentina ante los ataques de los llamados fondos buitre y advirtieron sobre las consecuencias nocivas para la región de esos capitales especulativos.

Durante una reunión extraordinaria de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington, la región apoyó la solicitud de Buenos Aires de convocar para el jueves próximo un encuentro de cancilleres para discutir el tema.

En esa cita los ministros argentinos de Relaciones Exteriores Héctor Timerman y de Economía Axel Kicillof defenderán la tesis de Buenos Aires.

Nuestro mas absoluto apoyo y solidaridad con Argentina, el problema de los fondos buitre nos implica a todos, es un atentado contra la seguridad jurídica y contra los derechos humanos, subrayó el embajador uruguayo, Milton Romani.

Su colega de Ecuador, Marco Albuja, denunció que el fallo de la Corte Suprema de Estados Unidos en favor de esos fondos pone en riesgo al sistema financiero internacional y en especial a Argentina.

Consideró muy grave el precedente de esa sentencia judicial y recordó los ataques especulativos de esos fondos contra las naciones más pobres de África en los últimos años.

Todo país tiene derecho a reestructurar sus deudas, desconocer esa potestad es poner en riesgo a la economía de dicho Estado, en este caso Argentina, eso es grave y peligroso para la región, afirmó el representante de Nicaragua, Denis Moncada.

Los embajadores de Colombia, Chile, Santa Lucia, México, Guayana Y Venezuela, entre otros, también se solidarizaron con la nación sudamericana.

Por su parte, el secretario general de la OEA, el chileno José Miguel Insulza, desestimó la sugerencia del representante de Panamá de aplazar la reunión de cancilleres, al señalar la premura e importancia del tema.

En enero de 2012 el juez neoyorquino Thomas Griesa dictaminó que el país sudamericano debe pagar unos mil 330 millones de dólares a los fondos buitre, que se negaron a entrar en la renegociación de la deuda aceptada por el 92,4 por ciento de los acreedores.

Esa decisión fue ratificada este mes por la Corte Suprema de Estados Unidos, lo cual provocó duras críticas de Buenos Aires y de numerosos países de la región.

Desde entonces, Argentina lanzó una campaña para denunciar el fallo y los ataques de los fondos buitre, iniciativa respaldada por Latinoamérica.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.