ONU: Sin detectar explosión o caída al mar de avión malasio

Los investigadores dicen que el avión fue desviado deliberadamente durante su vuelo nocturno y que voló fuera de curso durante horas.La Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares (Otpcen) confirmó que no han sido detectados indicios de explosión o caída al mar del desaparecido Boeing 777-200 de Malaysian Airlines.
Según el portavoz del Secretario General de la ONU, Stephane Dujarric, esa agencia especializada con sede en Viena aseguró el fin de semana que su sistema de monitoreo no ha captado señales sobre esos escenarios, considerados entre los probables del aparato con 239 seres humanos a bordo, del cual no se tienen noticias desde el 8 de marzo.
La Otpcen cuenta con un sofisticado mecanismo internacional de detección de explosiones nucleares, que le permite también descubrir elementos relacionados con accidentes aéreos.
Cualquier estallido o impacto en el mar o la tierra de una aeronave del tamaño del Boeing 777-200 puede ser identificado por el sistema.
El director ejecutivo de la Organización, Lassina Zerbo, aseveró que los sensores disponibles apoyarán la búsqueda de indicios del vuelo MH 370.
Además llamó a los científicos de los estados miembros de la ONU a estudiar con mucha atención los datos conocidos sobre el aparato, cuyo destino se ha convertido en un misterio que genera preocupación en el planeta.
Múltiples teorías están en la palestra, incluyendo la posibilidad de un acto deliberado, con la participación de una o más de las personas a bordo.
Buques y aeronaves de 25 países intervienen en la operación de búsqueda del Boeing 777-200 de Malaysian Airlines.

Aumenta incertidumbre sobre avión desaparecido

La búsqueda del vuelo 370, que desapareció en las primeras horas del sábado 8 de marzo durante un vuelo de Kuala Lumpur a Beijing con 239 personas a bordo, se expandió todavía más el lunes, ahora abarcando los hemisferios norte y sur.

Buques australianos recoren el sur del Océano Indico y China ofreció 21 de sus satélites para ayudar a Malasia en la búsqueda sin precedentes, de acuerdo con un reporte de la agencia AP reproducido por el sitio digital Cubadebate.

Los familiares de los ocupantes del Boeing 777 viven en un limbo agonizante desde hace nueve días sin que aún se hayan encontrado restos de la aeronave. Este es, sin dudas, uno de los misterios más desconcertantes de la aviación que se haya vivido nunca.

Los investigadores dicen que el avión fue desviado deliberadamente durante su vuelo nocturno y que voló fuera de curso durante horas.

No han descartado la posibilidad de un secuestro, de sabotaje, o de un piloto suicida. También analizan los antecedentes de los 227 pasajeros y los 12 miembros de la tripulación, así como del personal de tierra, para ver si tenían vínculos con terroristas, problemas personales o problemas psicológicos.

El director de Malaysian Airlines, Ahmad Jauhari Yahya, dijo que una investigación inicial indica que las últimas palabras procedentes del avión que escucharon los controladores de tierra  ” Todo bien, buenas noches” fueron del copiloto, Fariq Abdul Hamid.

Si hubiese sido una voz que no hubiese sido de él o del piloto, Zaharie Ahmad Shah, se tendría la indicación más clara hasta ahora de que algo andaba mal en la cabina antes de que el vuelo saliera de curso.

Los funcionarios malasios dijeron previamente que esas palabras fueron dichas después que uno de los sistemas de comunicaciones de datos de la aeronave, conocido como ACARS, por sus siglas en inglés, había sido apagado intencionalmente, lo que indicaría que las palabras procedentes de la cabina de pilotos pudieron haber tratado de engañar a los controladores en tierra.

Sin embargo, Ahmad dijo que aunque la última transmisión de datos del ACARS que da información sobre el desempeño y el mantenimiento de avión  llegó antes de eso, todavía no estaba claro en qué momento se apagó el sistema, por lo que es más difícil tratar de sacar conclusiones sobre la secuencia de hechos.

Las autoridades de Malasia han dicho que el avión que llevaba 239 personas a bordo siguió emitiendo una señal de satélite siete horas después de su despegue lo que muestra que pudo haber entrado a un corredor que va del sureste asiático hacia el centro del continente.

El gobierno informó el lunes que 26 países colaboran ya en la búsqueda de la aeronave, que inicialmente se enfocó en los mares de la península malasia, en el Mar del Sur de China y en el Estrecho de Malaca.

El corredor de búsqueda en el norte cruza países que incluyen a China, India y Paquistán, y todos ellos han reportado que no tienen señales del avión.

El sur del Océano Indico es el tercero más profundo del mundo y uno de los cuerpos de agua más remotos del planeta, con poca cobertura de radar.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.