Perseverancia vietnamita para el arroz cubano

Destacan trascendencia del proyecto de colaboración Cuba-Vietnam para impulsar la producción arrocera de la isla

La necesidad de extender a toda la producción arrocera del país las experiencias y los progresos alcanzados en las áreas comprendidas dentro del proyecto de colaboración Cuba-Vietnam fue destaca aquí por representantes y especialistas de ambas naciones en el contexto del interés común por lograr la seguridad alimentaria de la isla y reducir las cuantiosas importaciones del alimento.

En encuentro de trabajo desarrollado en áreas de la Empresa Agroindustrial de Granos Sur del Jíbaro, una de las principales beneficiarias del acuerdo binacional, Duong Minh, embajador extraordinario y plenipotenciario del país asiático en La Habana, subrayó la importancia del empeño y reconoció el esfuerzo que viene realizando nuestro gobierno al respecto a pesar de la carencia de una tradición sólida entre los productores locales.

Al intercambiar con directivos y especialistas de la entidad espirituana, el diplomático vietnamita llamó a trabajar por lograr la sostenibilidad de los resultados y en tal sentido recordó el ejemplo de su país, que para 1986 importaba todavía dos millones de toneladas de arroz y tres años después consiguió no sólo autoabastecerse sino también convertirse en exportador del cereal.

Como especial definió Duong Minh la relación de amistad existente entre Vietnam y Cuba, ejemplo de lo cual resulta el aludido proyecto de colaboración que, iniciado en 2002, ha surtido de valioso equipamiento y maquinaria a los productores cubanos y mantiene a decenas de especialistas y técnicos como asesores en la isla caribeña.

Reconstrucción de diques, limpieza de canales, reparación de obras de fábrica, rehabilitación de viales y capacitación de especialistas cubanos en Vietnam se cuentan también entre las principales bondades del convenio, extendido hoy prácticamente a toda la geografía cubana.

Sembrar la cultura, la disciplina, el actuar oportuno y sobre todo la perseverancia vietnamita en las terrazas cubanas fue un llamado recurrente durante el intercambio de trabajo, escenario en el cual se reconocieron los resultados de Sur del Jíbaro y, en particular, de la Unidad Básica de Producción Cooperativa (UBPC) Mapos que ha logrado un incremento notable de los rendimientos por hectáreas desde que se iniciara la colaboración años atrás.

Según el ingeniero Orlando Linares, director general de la empresa, en Sur del Jíbaro hoy conviven la granja estatal, la UBPC y el sector campesino, responsable de casi el 50 por ciento del aporte productivo y, en consecuencia, necesitado de un mayor asesoramiento.

 

One comment

  1. No pienso que los vietnamitas tengan algo que enseñar a los campesinos arroceros privados,en cuanto a las granjas estatales si lo creo,sobre todo en lo tocante al modo de produccion(En Vietnam es totalmente privado y cooperativo)Los tecnicos cubano enseñaron el cultivo del cafe alos vietnamita ..Hoy producen varies veces mas que nuestro pais..El secreto?..La produccion y comercializacion es privada..Ninguna enseñanza vietnamita hara posible que las granjas estatales sean eficientes porque por ejemplo,..Como impedir que el arroz se “pierda” en los campos,silos y secaderos y vaya a para a manos”pivadas “para su comercializacion en el mercado negro..Era del barrio de Colon,conozco del “negocio”.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.