Rescatan sitio identitario de Cabaiguán (+fotos)

La colocación de la Virgen de la Caridad del Cobre en las inmediaciones de la Carretera Central —lugar donde permaneció durante muchos años— tuvo lugar en medio de las celebraciones por el bicentenario del pueblo

cabaiguan, sancti spiritus, virgen de la caridad del cobre

Hasta los más incrédulos se persignan y se detienen ante la imagen que despertó a Cabaiguán el domingo, justo la víspera de cumplir la comarca sus 200 años: la Virgen de la Caridad del Cobre, efigie que fue devuelta a La virgencita, un lugar en las inmediaciones de la Carretera Central que adquirió tal nombre desde que la Patrona de Cuba fuese colocada allí hace alrededor de seis décadas atrás.

La recolocación de la pequeña escultura de bronce en su sitio originario —al decir de varios investigadores de la localidad— ha restituido un símbolo identitario de Cabaiguán, a la vez que ha puesto punto final a uno de los reclamos más sostenidos por los cabaiguanenses.

“Esa virgen, amén del significado religioso, es un símbolo también obrero, porque fue puesta en ese lugar por los transportistas de aquí para que los protegiera durante los viajes y lo que comenzó siendo solo de los camioneros luego se hizo extensivo a los choferes de alquiler y al pueblo en general que también contribuyó monetariamente para la construcción de ese sitio. Por tanto, La virgencita, con su obelisco y la imagen de la virgen, forma parte indiscutiblemente de la identidad de Cabaiguán”, apunta Héctor Cabrera Bernal, historiador municipal.

Desde el pasado domingo varios cabaiguanenses acuden al sitio.

Pobladores de ese territorio —reconocido como la capital canaria de Cuba— confirmaron a este medio de prensa que la colocación de la estatua religiosa en ese transitado punto se efectuó al filo de las cuatro de la mañana del pasado domingo, acción en la que intervinieron feligreses, artistas de la plástica de la localidad y obreros de algunos organismos estatales.

Varios cabaiguanenses atestiguan que se trata de la misma imagen que se erigiera allí a principios de los años 50, la cual durante todo este tiempo fue resguardada en los dominios de la Iglesia Católica del municipio, luego de que la escultura fuese retirada de aquel céntrico obelisco en la década del 70 del pasado siglo.

Sometida a un proceso de rehabilitación de sus valores originales, la estatuilla se conserva ahora dentro de una urna de cristal sobre un pedestal de mampostería —que ha sustituido la antigua fuente que otrora le servía de base— y se halla protegida por unas rejas circulares. En el lugar también se colocaron nuevas luces, algunas de ellas incidentales, que realzan las características de ese sitio.

En la colocación de la imagen intervinieron feligreses, artistas de la plástica y trabajadores de algunos organismos estatales.

Según revelara el historiador municipal, la idea de la edificación de La virgencita tuvo como antecedente la existencia del santuario de El Cobre, en Santiago de Cuba, y de la Virgen del Camino en La Habana, por lo que este devendría, desde aquel entonces y hasta hoy, en el único sitio del centro de la isla donde se le rindiera tributo público a la Patrona de Cuba.

3 comentarios

  1. que alegria como catolico y como cubano ya que maria de la caridad del cobre es un simbolo de cubania, aca en batabano hemos estado batallando para colocar una imagen de ella que se encontraba en ese mismo lugar desde hace muchos años en la playita de surgidero, peroel gobierno municipal no nos lo permite.
    si alguien nos pudiera ayudar se lo agradeceriamos

  2. Noel Corbea Cruz

    Como dice Blanca, siento una alegría inmensa, pues ello me traslada a la primera etapa de mi vida, es muy gratificante saber que se rescatan esas obras, pues es la cultura del pueblo, esa que hace que la historia permanezca y aún encontrándote lejos, sientes que caminas por las calles de Cabaiguán.
    Feliz 2015!!!!!!.

  3. Como cabaiguanense estoy muy contenta de ver la imagen de la Virgen de la Caridad del Cobre en el lugar que tanto visité cuando pequeña en compañía de mi hermana y mis padres a llevar mis ofrendas, gracias a todas las personas que de una forma u otra han traído al pueblo lo que nunca debió faltar.
    Felicidades para este pueblo en este 2015.

Deja un comentario

Escambray se reserva el derecho de moderar aquellos comentarios que irrespeten los criterios ajenos, ofendan, usen frases vulgares o atenten contra la dignidad de una persona o grupo social.